REVELANDO IMÁGENES. EL SOPLO EN HITCHCOCK…

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

    Uno cae en la cuenta de que el personaje retratado es ni más ni menos que Alfred Histcock, director entre otras genialidades cinematográficas de “Recuerda”, “Spellbound” o… “Cuéntame tu vida”, que así es como recuerdo haberla visto anunciada. Han pasado muchos años y desde entonces esta película me marcó, en otra marcada nostalgia justo cuando fui a verla al entrañable cine “Bella época”. En ella comparten papel protagónico Gregory Peck e Ingrid Bergman. De todo lo anterior debo afirmar que “Cuéntame tu vida” es una película harto recomendable.

   Pero al interiorizarse en la imagen, imaginaría a Antonio Gades o a Israel Galván, “baiolaores” de dos distintas épocas que, sin menoscabo de sus genialidades, se verían acompañados por uno más que es el aquí presente. Pero no. Sucede que Hitchcock fue retratado en diversas secuencias mientras dirigía alguna de sus geniales producciones. Sin embargo, parece que Alfred se encuentra en el tablao, dejándose llevar por el “duende”, el “aquel” o el “soplo” para refrendar en Gades lo “clásico” y en Galván lo “heterodoxo” y moderno, una especie de Rudolf Nureyev del flamenco.

   En la secuencia de Hitchcock también se aparece una desagradable sombra que recuerdan aquellas poses de Hitler frente al espejo, mera referencia temporal. Pero no es el caso. Aquí, los claroscuros dan el contraste perfecto para hacer destacar aún más la figura de este inglés universal.

La Jornada. Espectáculos. 4 de agosto de 2011.

    Por supuesto que para escribir las presentes líneas he encontrado un refugio gozoso escuchando flamenco, mientras descubro a un “cantaor” que me recuerda, en buena medida a “Juanito” Valderrama. Se trata de “Arcángel”. Escúchenlo, van a encontrarse una grata sorpresa.

   Y mientras me admira Galván (véase YouTube: http://www.youtube.com/watch?v=J6df9ah0MiA, Israel Galván y Arcángel en los Jueves Flamencos de Cajasol), lo observo con tal atención para entender en qué momento se da el diálogo con dios y en qué otro conversa con el diablo para alcanzar las genialidades de que es capaz en el escenario.

   Afortunadamente con Gades y Galván encontré la referencia perfecta para llevarlos hasta un imaginario “tablao” donde figurones de esta talla, nos deslumbran entre cante y palmas, que ya llegará la madrugada…

   Vayan pues estas líneas, con todo el respeto que merecen tres grandes de la escena, cada uno en su “parcela”: Alfred Hitchcock, Antonio Gades e Israel Galván.

Deja un comentario

Archivado bajo IMÁGENES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s