EN 1797 SE PROHÍBE LA LECTURA DE PAN y TOROS.

DEL ANECDOTARIO TAURINO MEXICANO.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

    El significado que un ejercicio como la lectura tiene en nuestros tiempos, se agradece al hecho de que han sido superadas una serie de circunstancias, prejuicios y traumas que fueron toda una carga de aspectos muy complicados hace algunos siglos. Nada más tomar cualquiera de los ejemplares que, en su interior incluyen el impreso denominado Pan y Toros nos lleva a entender el estado de la cuestión en que se encontraba la España de finales del siglo XVIII y que, en un efecto inmediato también la Nueva España mostraba situaciones semejantes. Sin embargo, este “papel sedicioso” se encontraba inscrito o permeado de aquel tremendo movimiento de la “Ilustración”, lo que significa que para Rousseau o Voltaire, entre otros muchos y del que, por ejemplo, Miguel Hidalgo y Costilla al hacer suyos aquellos principios liberales, el “iluminismo” representaba un serio peligro no sólo para la Nueva España, sino para una España que se encontraba en serios peligros de vulnerabilidad política, económica, social y militar. Y tal circunstancia fue cuestionada por Gaspar Melchor de Jovellanos, autor que, en estas tierras también fue motivo de prohibición.

   Por tal motivo, la Gaceta de México del sábado 19 de agosto de 1797, ejemplar en el que, al interior podemos encontrar el Suplemento a la Gazeta de México, con la misma fecha, incluyó el siguiente aviso:

 Con fecha de 28 de Julio anterior se expidió y publicó en todas las Iglesias de esta Capital un Edicto de los Señores Inquisidores de este Reyno, en que bajo la pena de excomunión mayor iatae sententiae trina canonica moninione praemissa, doscientos ducados para gastos del Santo Oficio, y las demás establecidas por derecho contra los que inobedientes fueren a lo en el mandado, han prohibido y mandado expurgar los Libros, Tratados y Papeles siguientes, asignando el término de seis días y el último perentorio, que deberán contarse desde el que se tenga noticia de dicho Edicto, para la presentación de cualquiera de ellos ante el mismo Apostólico Santo Tribunal, o sus Comisarios en los Lugares de su distrito.

   He aquí los libros PROHIBIDOS AUN PARA LOS QUE TIENEN LICENCIA.

 1.-“La Obra impresa en París año de 1790, en nueve volúmenes en octavo, intitulada: Abrégé de l`histoire universelle par M. A. J. Roustan (…)

2.-“La Obra impresa en tres volúmenes en octavo, sin lugar de impresión, intitulada: Voyage en Espagne par M. le Marquis de Langle (…)

3.-“La obra impresa en un volumen en octavo en Berlin, 1792, intitulada: Die rechte des menschen. Eine antwort auf herrn Burke´s griff gegen die franzoesische revolution, o el derecho del hombre (…)

4.-“La obra impresa en octavo en Filadelfia 1794, su Anturo Don Santiago Felipe Puglia, intitulada: Desengaño del Hombre (…)

5.-“Una colección de treinta y cuatro volúmenes, de los cuales los tres primeros se intitulan: Les Acles des Apȏtres (…) 

PROHIBIDOS IN TOTUM 

1.-“La obra impresa en Hala en 1724 en once volúmenes en cuarto, intitulada: Josephi Biugbami, angli, orígenes sive antiquitates ecclesiasticae: ex lingua anglicum in latinam vertit Io. Henricas Grischovius Halberstandiensis (…)

2.-“La Obra impresa en París 1789, en papel de marquilla, intitulada: Le grand portefeviolle politique a i`usage des Princes et des Ministres, etc. Par M. Bertafort (…)

3.-“La Obra anónima impresa en Bruselas en un volumen en cuarto 1770, intitulada: Histoire littéraire de la Congregation de Sanit Maur, Orde de S. Benoit, etc (…)

4.-“La Obra impresa en Leiden 1773 en dos volúmenes en cuarto, intitulada: Radulphi Cudvorthi, Thzol D. et in Academia Cantabirgensi Professoris sistema intellectuale bujas universo, seu de veris naturae rerum originibus commentarri etc. (…)

5.-“La Obra impresa en París 1787 en folio mayor, intitulada: Pintura o descripción general del Imperio Romano, dedicado al Rey de Suecia por M. de M*** Dr. Obsson (…)

6.-“La Obra impresa en Venecia 1789 en un volumen en cuarto, dividida en cuatro libros, intitulada: Josephi Valentina Eybel V. S. D. jur. Ecclesiast. Prof. Publ. ces reg. Intradactio in Jus ecclesiasticum catholicorum (…)

7.-“El papel impreso en cuarto en la Imprenta Real, intitulado: Oración que en la solemne cezion de gracias que tributaron a Dios en la Iglesia de San Felipe el Real de esta Corte, las pobres niñas del Barrio de la Comadre, asistentes a su Escuela gratuita. e que dixo el P. Presentado en sagrada Teología Fr. Pedro Centeno, del Orden de San Agustín el día 20 de Septiembre de 1789 (…)

8.-“La Obra impresa en París 1773 en nueve volúmenes en octavo intitulada: Elemens d´histoire générale par M. l`Abbé Millot (…)

9.-“La Obra impresa en Madrid por Don Antonio de Sancha 1788 en un volumen en octavo, intitulada: Compendio histórico de la vida del falso Profeta Mahoma (…)

10.-“La Obra impresa en París 1785, en un volumen en octavo, intitulada: Jesus-christ par se tolerance modéle des Legislateurs (…)

11.-“La Obra impresa en Gerona por Anton Oliva en octavo mayor, intitulada: Assi comença la general historia del esforçat Caballer Partinobles (…)

    Y sigue la lista de títulos, hasta que nos encontramos con el que sigue:  

 GAZETA DE MÉXICO_19.08.1797_p. 320

NOTA. “Habiendo visto por experiencia que después del Edicto del Santo Oficio de 13 de Marzo de 1790 se han introducido y esparcido en estos Reynos Libros y Papeles impresos y manuscritos en sumo grado calumniosos y denigrativos de las personas más sagradas, con expresiones y estampas las más obscenas, ofensivas y escandalosas a todas las personas sensatas, cuanto más a las cristianas y religiosas, prohibidos ya por derecho natural y divino, y por la regla séptima del Expurgatorio, renovamos dicho Edicto, en que se prohibieron todos los Libros y Papeles sediciosos, que excitan a los pueblos a la rebelión contra las legítimas potestades”.

   Para que todo lo anterior tuviese un efecto contundente en la sociedad, como muestra de cumplimiento cabal por parte de sus autoridades, tanto políticas, pero más aún las religiosas, soportadas estas por las decisiones que tomase el Santo Oficio, auténtico aparato represor de la época, y que se arrogaba la capacidad de tomar decisiones tan contundentes como las que aquí se ha podido apreciar, todavía contaban con el aval de Su Majestad que mandaba se cumpliese sin taza ni medida el edicto que ha llegado hasta aquí, mismo que deja ver el riguroso sistema de control, habido incluso en la literatura, y del cual la Inquisición tenía amplios poderes de decisión.

GAZETA DE MÉXICO_19.08.1797_p. 324

   Así que don Gaspar Melchor de Jovellanos, se llevó, como autor y a la tumba, la escandalosa acusación por el hecho de que su obra contenía “doctrina y proposiciones falsas, temerarias, sediciosas, impías, inductivas de libertinaje e insurrección contra los Soberanos, y por ser muy pernicioso a la Religión y al Estado”.

   ¡Cosas veredes!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ANECDOTARIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s