LOS PRIVILEGIOS AL OCUPAR UN LUGAR EN LA PLAZA DE TOROS.

CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

 POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

    Desde hace varios días viene haciéndose un curioso anuncio, para el festejo que se celebrará el próximo 27 de abril en Tlaquepaque. Aquí el cartel: 

 COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS DEL VIRREINATO...

Disponible abril 18, 2013 en: http://www.altoromexico.com/2010/index.php?acc=noticiad&id=15364 

   Sin embargo, lo anterior no es nada nuevo, si ponemos la mirada en aquellos acontecimientos ocurridos en el periodo virreinal, cuando por lo menos, en la capital de la Nueva España, al celebrarse diversos festejos, la autoridad generó un curioso repartimiento que luego se convirtió en costumbre, y más tarde en una obligación, que hasta llegó a haber cierta época donde tal “privilegio” devino en disputas. Tal repartimiento era el de las “lumbreras”, concesión otorgada a las principales autoridades civiles y religiosas, así como de algunas instituciones académicas, lo que significaba la forma en que finalmente ocupaban sus lugares en diversos sitios de las plazas. Como hubo en ciertas temporadas la omisión de esta o aquella autoridad, de inmediato pusieron “el grito en el cielo”, hasta que fue resarcida tal medida y los señores volvieron a ocupar sus lugares que la costumbre representaba a favor de ellos.

    En ocasiones, el privilegio llegó a ser tan parecido a lo que sucederá en Tlaquepaque, cuando los ocupantes eran atendidos con refrescos, dulces, nieves de diversos sabores (nieve que por cierto era traída directamente desde el Popocatépetl) y otras golosinas. En esta ocasión, será una marca tequilera la que se encargue de tales atenciones. Todavía al comenzar el siglo XIX, este caso seguía provocando diversos conflictos, de lo cual se han podido apreciar detalles precisos en una de las últimas entregas en este blog (véase: https://ahtm.wordpress.com/2013/04/06/a-180-anos-de-la-reinauguracion-de-la-plaza-de-san-pablo/). Con el tiempo, este beneficio, si así puede considerarse, se convirtió en lo que hasta nuestros días es el “derecho de apartado”, con sus muy particulares cambios, que dan al interesado la posibilidad de disponer de su lugar o lugares en el tendido numerado, por lo menos como ocurre en la plaza de toros “México”.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s