UN FESTEJO TAURINO CON GLOBO AEROSTÁTICO EN 1860.

EFEMÉRIDES TAURINAS DECIMONÓNICAS.

 POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

    Ya que se anuncia el inicio de la nueva temporada novilleril en la plaza de toros “México”, justo para el domingo 7 de julio, conviene retomar la herramienta de la efeméride, para recordar que un mismo día, pero de 1860, la prensa anunciaba el siguiente e interesante festejo:

 DIARIO DE AVISOS, D.F., del 7 de julio de 1860, p. 3:

PLAZA DE TOROS DEL PASEO NUEVO

Ascensión indispensable a beneficio del aeronauta mexicano, D. Petronilo Perea, acompañado de su joven hermana Da. Carolina Perea, para el domingo 8 de julio de 1860.

   A las diez de la mañana, se abrirá la plaza, y se colocará la música para tocar diversas piezas que distraigan a la concurrencia. A las doce ya estará en corriente el globo, para la ascensión del beneficiado, que sin demora de tiempo la efectuará.

   Concluida la ascensión, volverá el aeronauta a saludar al público nuevamente.

CIRCO

La compañía del Sr. Aycardo trabajará toda en la tarde de hoy, incluso el Sr. Pineda. El niño Perea hará equilibrios extraordinarios sobre los cristales.

TOROS

Se lidiarán dos toros, tomando parte en la lid el beneficiado.

   Se ha dispuesto a propósito un becerro que lo picará a caballo el niño Perea y después lo jineteará.

 CARTEL_P. NUEVO_07.07.1860_PETRONILO PEREA

El cartel anunciador del 7 de julio de 1860.

   Pues bien, la novedad de aquel festejo, y que no lo era tanto, pues las ascensiones aerostáticas se convirtieron en una constante para esas épocas, fue que el propio Petronilo Perea haría las veces de integrante en la cuadrilla que, con todo el valor que supone enfrentar dos toros, estaría ahí, dispuesto para ejecutar las más suertes tauromáquicas posibles, habiendo además un becerro, mismo que sería picado por el niño Perea. Es decir, que la familia Perea a tutiplén, se aprestó para intervenir en aquella función, donde además ya se encontraba incluida la compañía del Sr. Aycardo, otro personaje que se dedicó por años a integrar esas primeras funciones que luego derivaron en auténticas puestas en escena correspondientes a la función de un circo. Como puede observarse en la redacción del cartel, es que desde las diez de la mañana –si las condiciones del viento lo permitían-, ya se preparaba el globo, mientras una música amenizaba los primeros momentos en que la asistencia iba ocupando los tendidos de la plaza. Para las 12, comenzaba propiamente dicha la ascensión y, al concluir esta, Petronilo descendía al ruedo del coso para saludar a los entusiastas y admirados asistentes. Con un receso, que significaba la hora del “aperitivo” o una buena comida, y ya repuestos todos de aquellas primeras emociones, la otra parte del espectáculo estuvo a cargo de la Compañía de Aycardo, a la que se sumaron el Sr. Pineda y el niño Perea, quienes realizarían diversas evoluciones.

   Desde luego, hay que imaginarlo, que esos mismos integrantes de la “troupe” harían las veces de “compañía de gladiadores”, y que alguno de ellos, o Aycardo o Petronilo Perea al encabezarla, se convertían en “Capitán de gladiadores”. Así que si estaban anunciados dos toros, a ese par de ejemplares habría que sumar un becerro más que fue el picado por el niño Perea.

   Todo un espectáculo, como los muchos presentados por aquellas épocas, animados al calor del deseo por mostrar en qué medida la fiesta contaba con elementos dinámicos suficientes para hacer atractiva cada tarde. No sé si esto sería una forma de enfrentar o confrontar el acontecimiento mismo que se desarrollaba al interior de los teatros, donde las funciones de ópera o de teatro tendrían tal dosis de majestuosidad, razón de la que no quisieron alejarse los propios actores ni protagonistas que estaban vinculados con las corridas de toros. Este tema es muy interesante, pues de decodificarlo, vamos a tener la explicación más lógica para entender el colorido, la desmesura y demás circunstancias de lo intenso del espectáculo taurino durante el siglo XIX.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EFEMÉRIDES TAURINAS DECIMONÓNICAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s