EDITORIAL.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

   En la desagradable irregularidad con que viene operando la empresa de la plaza de toros “México”, la cual ha dado al traste con la credibilidad de nosotros, los aficionados que ya no sabemos el tipo de mercancía por la que pagamos, sigue acumulando esas inconsistencias que, de seguir por ese rumbo, ganada se tienen una fuerte sanción, por no decir lo peor, y que podría ser la pérdida de la licencia para continuar ejerciendo el desarrollo de un determinado negocio, como es este, bastante venido a menos, sobre todo porque sus administradores ya perdieron la brújula, pensando que lo que ofrecen son las “perlas de la virgen” y no pasa de ser un malo collar de bisutería.

   En su reciente edición, la revista Contralínea, acaba de publicar un reportaje que se debe al trabajo tenaz y profesional de Mauricio Romero, quien bajo propósitos muy firmes, está convencido –como muchos de nosotros-, de enderezar la nave que han dejado ir a la deriva un conjunto de malos administradores en la fiesta de los toros. Por tal motivo, y habiendo sopesado el nivel de importancia con que fue elaborado dicho trabajo, me parece pertinente traerlo hasta aquí (en versión PDF), como resultado de que esa insana cultura del fraude pervive sin que hasta el momento haya encontrado un fin deseable para pasar a otro estado de cosas que redunde en el beneficio y la limpieza que merece la fiesta de toros en México, sobre todo en una época en que diversos sectores de entusiastas aficionados intentan articularse para demostrar que aquellos empeños no son los mejores… y peor aún, siguen causando un daño que de no detenerlo, sus consecuencias serán irreversibles.

   A continuación les presento el reportaje.

FRAUDE EN PLAZA MÉXICO_COMPLICIDAD DE AUTORIDADES

 También pueden acceder, en línea a través de la siguiente liga:

http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2013/11/19/fraude-en-plaza-mexico-complicidad-de-autoridades/

    Amable lector, y luego de la lectura a este reportaje, se puede tener una conclusión muy concreta sobre el estado que guarda la fiesta de toros en México. Todo parece apuntar a la “complicidad” en masa, lo mismo de empresa, empleados de la misma, que de la autoridad ante el consentimiento del poder que termina resolviendo todo –o casi todo-, con la fuerza de sus capacidades, sean estas políticas o financieras. Tamaña circunstancia no lleva a pesar en otra cosa que no sea la de que estamos frente a una organización delictiva de altos vuelos con el visto bueno de capitalistas y autoridades. ¡Sea por Dios!

20 de noviembre de 2013, en la olvidada conmemoración de la Revolución Mexicana.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EDITORIALES 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s