REDESCUBRIMIENTO DE SENDOS VERSOS TAURINOS. (2 de 2).

MINIATURAS TAURINAS.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

    Los otros versos a que aludía nada más comenzar estas líneas, corresponden a la autoría del poeta aragonés Ginés de Albareda Herrera, quien los publicó en la revista El Ruedo, bajo el sugerente título de “Sonajas para Rodolfo Gaona”. Supongo que, al darle tan musical circunstancia, lo hizo pensando en la idea de aquellas imágenes un tanto cuanto fuera de la realidad y con las cuales se formó una idea equivocada de México y los mexicanos, al punto de que se seguía pensando sobre sus atrasos y no de sus alcances, por lo menos a la altura del tiempo que corría, aunque no del que dictaba el concierto de las naciones en el curso del siglo pasado.

   El poema, que sigue los cánones de las tendencias modernistas del momento, deja ver una clara visión hispánica sobre un torero que, veintitantos años atrás, marcó una estela de inigualable estilo, la de un torero americano en lo general, y mexicano en lo particular, que se asomaba por entre las figuras más renombradas de la tauromaquia española, a las que dio cara, poniendo en alto durante muchas tardes, el significado de lo que México ya era para esa, cumpliéndose así con la sentencia que, en su momento nos legó “José Alameda” en el sentido de que con Gaona el toreo mexicano se hacía universal.

   Entre esos versos, aparecen algunos términos como el de “Torero tlacololero”, refiriéndose seguramente, y en primera instancia a aquellos participantes de la danza de los Tlacololeros de Chichihualco, actual cabecera del municipio de Leonardo Bravo, en Chilpancingo, Guerrero. En dicha danza, se unen lo mismo “Los Viejos”, “Los Pescados”, “Los Conejos”, “Los Diablos” y “Las Pastoras”, integrantes de la misma, la cual y en sus esencias mismas, se encuentra la veneración por Tlaloc, dios de la lluvia. Quizá lo intenso de las mismas, haya sido motivo suficiente paraq que Gines de Albareda escribiese, inspirado en el movimiento de aquellos pasos, la muy venturosa experiencia que comparto a continuación:

SONAJAS PARA RODOLFO GAONA_EL RUEDO_N° 171_02.10.1947_p. 9a

   Luego, dando sentido a aquellos otras imágenes que inspiraron el presente, no puede uno dejar de recordar las alegres, intensas notas legadas por Guillermo Prieto en su “Romancero”, o el modernismo de José Juan Tablada. Quizá hasta de los anónimos corridos que circularon con fuerza entre fines del siglo XIX y comienzos del XX, y que entre su amplio catálogo, estaban incluidos muchos con tema taurino. Las ilustraciones corrieron por cuenta de Saavedra, apuntes que recrean a Rodolfo en su “Gaonera” o en esas poses de gran figura que siempre supo mantener, dentro o fuera de los ruedos.

SONAJAS PARA RODOLFO GAONA_EL RUEDO_N°171_02.10.1947_p. 9

   Como punto final, he de decir que, gracias a la generosa participación de las Bibliotecas de Castilla y León, es como se hace posible acceder a El Ruedo: Semanario gráfico de los toros (véase: http://bibliotecadigital.jcyl.es/i18n/publicaciones/numeros_por_mes.cmd?idPublicacion=352&anyo=1975), de cuyo número 171, del 2 de octubre de 1947 (página 9), ha salido esta curiosa referencia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo MINIATURAS TAURINAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s