LA IMPORTANCIA y LA ESENCIA DE CIERTAS “MINUCIAS” TAURINAS (IV).

CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO EXHUMADAS HOGAÑO.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

   En el trabajo que el historiador debe emprender para resolver sus más caros empeños, los de establecer alrededor de hechos o procesos históricos las suficientes bases para plantear o replantear nuevas interpretaciones o reinterpretaciones. En ese oficio, además de imponerse a partir de alguna teoría o corriente historiográfica que fuese de su agrado o convencimiento, del mismo modo tendrá que hacerlo en términos de sus convicciones, las que lo han llevado a concluir que lo dicho anteriormente al respecto de ese o aquel hecho o proceso; de tal o cual personaje que ha sido desdeñado ya no es creíble. Y no lo será en la medida en que sus nuevos argumentos tengan el suficiente peso para enfrentar la labor de convencimiento, así como la polémica a que será expuesta su atrevida exposición.

   Si en ello le va la vida, sepa el historiador que hace bien, y muy bien, sobre todo cuando también precisa echar mano de algunas minucias que, como las que se presentan en seguida, han sido de una enorme utilidad para este servidor, el cual ha podido también “poner una pica en Flandes” en eso de luchar contra ciertos cotos de poder y de otros Establishment, sin faltar desde luego el duro enfrentamiento contra aquella historia que se construye a partir del hecho de que la conciben buenos diletantes de la historia misma, o de respetables escritores que merecen lugar aparte por su capacidad. Sin embargo, carecen del rigor y la metodología que finalmente la Universidad termina por proveer a todos aquellos que abrazan dicha profesión como destino.

AHTM24RF1_033

Fuera de ese escenario -la Plaza del PASEO NUEVO– la vida mexicana palpitaba agitadamente, en medio de conmociones que causaban el natural desconcierto. La anhelada paz aún no llegaba. Solo guerras, solo invasores; o la presencia de un príncipe extranjero también. Y como contraste, seguía cabalgando Carlos IV a las afueras del coso, símbolo el suyo de la tradición colonial que no desaparecía; como los toros. Hasta que un día…

Autor: Casimiro Castro.

Fuente: Fernando Benítez. LA CIUDAD DE MÉXICO, T. 6, p. 60.

EL DAGUERROTIPO, D.F., del 22 de febrero de 1851, p. 8. NUEVA PLAZA DE TOROS.-El martes se colocó cerca del paseo de Bucareli la primera piedra de la nueva Plaza de Toros que en aquel punto va a edificar el Sr. D. Domingo Pozo: Hubo músicas, cohetes et tout le terrremblement…

   Entretanto permite el gobierno se levante otra Plaza de Toros, no concede siquiera el esqueleto de algún inútil edificio público para que en él se plantee el Liceo artístico y literario, instituto que tan buenos y preciosos beneficios debiera y pudiera reportar a la sociedad mexicana…

 EL COSMOPOLITA, D.F., del 7 de marzo de 1838, p. 3: SRES. EDITORES DEL COSMOPOLITA.

Muy señores míos: Propagado desde el año de 1810 el glorioso grito de libertad, en todo el territorio mexicano y repetido posteriormente, sean cual fueren nuestras épocas, el uso de la palabra libertad no había llegado a ser tachable, o por lo menos yo no lo sabía, hasta que el día 18 del presente me hicieron parar la oreja los dos casos siguientes que paso a referir.

   Con ocasión de unas corridas de toros que, públicamente se acostumbran anualmente en honor de Ntro. Santo patrono San Felipe de Jesús, salieron el día que llevo referido en número de cosa de 800 personas y vecinos principales a encontrar en las inmediaciones de la orilla los toros que habían de entrar a la plaza para ser toreados. Un adorno pintoresco en esta y las calles principales, un abundante ambigú juntamente con los risueños semblantes que generalmente presentaban todas las clases de ciudadanos, no parecía que prevenían sino una fiesta solemne semejante a la que nos recuerdan las historias antiguas de la Esparta y de la Grecia. Mas los genios asustadizos y poco acostumbrados a tan inocentes pasatiempos, tienen el don de interpretar el más sencillo acontecimiento: así sucedió; al volver la comitiva trasportada de gozo hacia la plaza, cada uno traía una bandera en la mano a cual más adornada y digna de competir con el lujo más fastuoso de los republicanos. D. Luis Villareal, actual comandante de esta plaza (Colima), a medio camino, en el regreso, quiso dar golpe haciendo un dengue violento y separándose con un oficial del grupo de empleados y ciudadanos honrados que venían allí, dirigiéndose escandalosa e impolíticamente hasta su cuartel, donde hizo formar 14 o 16 fusiles. Todo el motivo que entendimos tuvo fue, el de que las más de las banderas que he dicho traíamos, decían con letras de oro y plata: “Viva la libertad”.

 EL COSMOPOLITA, D.F., del 5 de mayo de 1838, p. 3:    Sea en buena hora considerado como feliz presagio el triunfo que consiguiera el toro mexicano sobre el tigre de Bengala; congratúlense cuanto quieran los que de ese acontecimiento tan celebrado como casual, deducen augurios los más venturosos; tengan estos, en fin su verificativo, como nosotros lo deseamos igualmente; empero esto no obstante, siempre veremos con la demostración más vehemente que entre nosotros se fomenten esos espectáculos sanguinarios y horrorosos que estremecen a la naturaleza misma, a la vez que son condenados por la sana moral, por la humanidad, por la razón y aún por la justicia también. –Nuestros antiguos tiranos y detractores; los siempre implacables enemigos de las libertades patrias que supimos conquistar, mas claro, los nunca dignamente aborrecidos españoles; entre tantas y tan odiosas como degradantes costumbres que nos dejaron por herencia, señalaron con la marca más visible de la crueldad y de la barbarie, la de las corridas de toros, que por una desgracia vemos cada vez más en boga.- ¿Y puede ser posible que nuestras autoridades, bien lejos de interesarse en hacerla desaparecer para siempre, como era de esperar, antes por el contrario, permitan, autoricen y aun presencien con demostraciones de alegría, que se le comunique el nuevo fatal impulso del combate de fieras, grato solamente a los que abriguen un corazón más desapiadado todavía que el de ellas mismas?… ¡Escandaliza, a la verdad, que entre los compasivos, moderados, sensibles y candorosos mexicanos, resistan vestigios de crueldad tan inaudita!… ¿Qué ventaja se pretende asegurar con esos espectáculos de sangre y de horror? ¿La de acostumbrar a esos mismos mexicanos a ver con indiferencia los actos de la atrocidad y barbarie más espantosa?… ¡Pero qué hay que extrañaren la época luctuosa del imperio de los oligarcas antropófagos, patronos descarados de la retrogradación más ignominiosa del despotismo y de la tiranía, y de esos mismos iberos, que son otras tantas fieras que ansían por devorarnos!…

   ¡O tempora! ¡O mores!… ¡Oh mexicanos incautos! ¡Cuándo conoceréis a vuestros enemigos sempiternos!…

 EL COSMOPOLITA, D.F., del 7 de julio de 1841, p. 4: AVISOS.-Son bien sabidas de los habitantes de la república mexicana, las comodidades que presenta esta ciudad para los comerciantes y concurrentes a la feria que en ella se celebra: los primeros encuentran casas cómodas a precios regulares en su arrendamiento, donde depositar los efectos que vienen a expender; tiendas seguras, construidas en un hermoso parián, provistas de todos los enseres necesarios, útiles y de lujo, y custodiada por la inmediata vigilancia de la policía: los segundos, mesones en que posar con entera libertad, asistencia general en sus alimentos, pasturas proporcionadas para sus bestias &cc.-Se ha procurado mejorar el jardín público con una hermosa balaustrada, adornada de columnas y almenas bien labradas, cuya entrada la franquea una vistosa puerta con adornos y relieves dorados, colocada en medio de una magnífica portada; y aunque la obra no se ha podido concluir por la falta general de recursos, es ya una de las más hermosas de que carecen otras ciudades con mayores elementos.-Se proporcionarán, además, corridas de toros y otras diversiones, en las que se encuentre distracción y recreo el hombre fatigado con los trabajos de su ejercicio o profesión.-En fin, las autoridades y vecindario harán lo que esté de su parte para conservar el orden público, la armonía y seguridad de los concurrentes.-La expresada feria dará principio el 11 de Noviembre y concluirá el 20 del mismo; guardándose en esos días los privilegios sabidos, que las leyes franquean a los comerciantes que concurran.-Prefectura del distrito de Aguascalientes, Junio 30 de 1841.-Felipe Carreón.-Rafael Parga, Secretario.

 DIARIO DEL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA MEXICANA, D.F., del 12 de mayo de 1840, p. 2:    Se ha hecho en Madrid hace poco una innovación muy curiosa. En las últimas corridas de toros algunas mujeres han tomado una parte muy activa en este peligroso ejercicio. El pueblo aplaudió su audacia y su destreza.

 EL MOSQUITO MEXICANO, D.F., del 26 de febrero de 1836, p. 2: COMUNICADOS. Sres. editores de El Mosquito.-Muy Sres. mios: Sírvanse vds. insertar en su acreditado periódico el chasco más bonito que entre todas las diversiones que en estos últimos días de carnestolendas nos hemos pegado con la más escogida que en la plaza de S. Pablo nos ha presentado el Sr. general Barrera por medio de sus comisionados cojedores de dinero. Protesto a vds. que en mi vida había yo visto semejante diversión. Todos a porfía disputaban la preferencia a la suya; los de la plaza de la Alameda dicen que torean en zancos, que pican al toro Sierpe, montados con mujeres a caballo, que… mil primores; pero puedo apostar a vds. mi cabeza contra cuartilla, que entre las muchísimas diversiones que hay, ha habido y habrá, jamás han de haber visto otra igual como la que se ha presentado, no ya dentro de la plaza de San Pablo, donde según el cartón pintado que se expuso al público en la esquina del portal, habría mil primores; sino en las puertas de ella, tal cual, como la de por donde se entra a los asientos del Sol. Pues sí Sres; han de estar vds. que como yo la gente no cabía, y se había peleado con su dinero, pagaba por entrar y volverse a salir, ¿lo creerán vds? pues así ha sucedido. ¿Y me darán otra mejor diversión? Já, já, já, ¡qué bonita! ¡que chula! Vaya, si no hay con que compararla… todavía la risa me retoza; pero no hay cuidado, así es como se ha de divertir no a un público candoroso, digno de más consideración, sino a un general Barrera, y cuatro pillos aduladores que le rodean, robando y sacando a los mexicanos el dinero de sus bolsillos, porque les pesa, porque se diviertan, porque… já, já, já, que gusto es pasar carnestolendas con dinero de bobos, como yo, Sres. editores, que porque no encontré asientos en la plaza y no ví toros, pagué mi dinero; pues no crean vds. que yo solo me divertí con esto, hubo otros mil que les sucedió lo mismo o más, porque todos los que no encontraron asientos, quedaron muy satisfechos de esta diversión, y vinieron a sus casas muy agradecidos, deseando volver a ver estas nunca vistas carnestolendas, máscaras o sinvergüenzadas, según vds. las quieran llamar, porque no merece otro título en que recibe dinero, dá boletos para que se entre en la plaza a ver los güehuenches y todo lo que se ha ofrecido a un público indulgente y generoso, y que porque no halló asientos se salga sin su dinero, diciendo ¡miren que caso! ¿No les parece á vds., Sres. editores, que esta es más que razón suficiente para nombrar ladrones y sin vergüenza a esos pillos enmascarados con pantalón, frac o chaqueta, ó…. si es que tal orden ha prodigado el Sr. general Barrera?

   Ceso de molestar a vds., Sres. editores, porque la vilis se me derrama, y si me quieren dispensar confianza; háganme favor que nuestro gobierno no lo sepa y nos vaya a exigir responsabilidad, porque como el hecho no fue público según la multitud de boletos rompidos, temerosos estamos que nos denuncien.

   B. la mano de vds., Sres. editores-Un bobo.

CONTINUARÁ.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s