¿SERA MANOLO MEJIA EL NUEVO MANDON DEL TOREO EN MEXICO?

A TORO PASADO.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

   El presente texto fue elaborado a finales de 1994. (N. del A.).

    Corridas como la del 11 de diciembre de 1994 pueden quedar etiquetadas como puras, perfectas en cuanto a técnica y estética se refiere. Vimos alternar aquella jornada a David Silveti, Miguel Espinosa «Armillita» y a Manolo Mejía lidiando un encierro justo, justito en presentación de Real de Saltillo y que, en juego fue propicio en un 50 %. David cortó, tras una faena al borde de lo intenso, la oreja de su primero. Manso resultó el toro por lo que fue preciso darle coba llevándoselo al terreno de toriles. Al hilo de las tablas y en su línea que me proyectaba cierto desparpajo bordó su obra, consumada -raro en él- con perfecta estocada. Al segundo solo se concretó a pasarlo de muleta sin pena ni gloria liquidándolo de varios viajes, entre pinchazos y descabellos.

MANOLO MEJÍA1

   Miguel también con su primero conmovió a la afición con pases perfectos, limpios, artísticamente puros aprovechando una embestida clara y brava de su enemigo. Faena en un mismo sitio, meritoria y rematada por la segunda estocada de la tarde -grandiosa por cierto-. La apoteosis y el palomar en los tendidos (2 orejas). En el otro, fue una lástima que desde su salida el morito acusara un defecto en la manita izquierda del cual no pudo reponerse. Miguel lo pasaportó sin mayor trámite de una buena estocada.

   En cuanto a Manolo Mejía que solo había cumplido sin más en su lote anunció el regalo de un séptimo, de la ganadería de Manolo Martínez.

   Fue un regalo literalmente hablando, chiquitín, cómodo y capacho de cuerna, pero de una nobleza confundida con bravura por miles de aficionados que buscaban un indulto inexistente e injustificado. Pues con él, Manolo demostró una vez más su novedoso poderío y su arte también. Apenas si hubo castigo de los varilargueros cuando el de Tacuba se desplegó con esencias gratas combinando lances por chicuelinas y tafalleras. Y no se desestima la labor con banderillas. Excepcional, sobre todo al colocar su primer par, al cambio que de plano volteó la plaza de cabeza. Sonaron fuertes las palmas. Y sin preámbulo alguno dió inicio a su quehacer taurino, muleta en mano, manifestando un poder típico de los conquistadores yendo frontal y decididamente hacia el triunfo.

   No sabíamos que gozar, si la maravilla de los naturales con la derecha, o el delirio que provocaron los naturales en sí. O de la efímera maravilla en cuanto le andaba al enemigo y por delante, alternando ambos lados y ambas manos. ¡Qué majestuoso se le veía!

MANOLO MEJÍA2

   Aquella gesta no podía culminar con el vergonzante indulto, inmerecido a todas luces, por lo cual el Sr. Heriberto Lanfranchi descartó tal situación. El público, sin noción de lo que significa un indulto, y sin noción alguna tras lo que había presenciado acaba prácticamente desquiciado en cuanto Manolo se perfila, tira del toro y lo remata de una estocada recibiendo. La «Castañeda» es insuficiente para más de 30,000 gentes perturbadas por el ataque de un faenón -así, en grado superlativo- de Manolo Mejía, quien se muestra vencedor con las orejas y el rabo de su enemigo.

MANOLO MEJÍA3

   Fue esta una experiencia donde pareciera que todos los que asistimos fuimos dominados por una esencia rara, que nos sumió en profundo éxtasis. Manolo se ha encaramado a las alturas que domina una auténtica figura del toreo y, si él quisiera podría asumir el control, ser el nuevo mandón de la fiesta brava en México. Solo lo han logrado cada quien en su momento: Ponciano Díaz, Rodolfo Gaona, «Armillita» y Manolo Martínez. Ser el lider taurino en un momento que lo necesita resultaría de una frescura y una novedad como hace tiempo no se palpa. Claro que el papel hegemónico que juega depende, o va a depender de su inteligencia. Hay líderes natos y también líderes tiránicos; o hasta efímeros.

   ¿Qué opción querrá ocupar?

 NOTA IMPORTANTE: Las tres imágenes que acompañan el texto, provienen del periódico LA AFICIÓN de aquellos años. Además, dicho material forma parte de la Colección “Roberto Mendoza Torres”.

Deja un comentario

Archivado bajo A TORO PASADO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s