REVELANDO IMÁGENES TAURINAS MEXICANAS.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

       En principio, el tema en esta ocasión se debe al hecho de haber encontrado en la revista El Ruedo[1] un interesante reportaje que atañe a aquellos toros los cuales, por alguna circunstancia particular, mostraron tal docilidad que hubo quien se aproximara a ellos tanto como fuera posible, lo mismo para acariciarlos que para acercarles algún terrón de sal o un manojo de hierba fresca. Las imágenes del reportaje que lleva el título: No es tan “fiero” el toro como lo pintan… y como puede verse hasta se deja acariciar. Las heridas que recibe no solo le acobardan, sino que le excitan. La res de lidia es un animal dócil que embiste cuando se la hostiga”. Veamos cómo fue ilustrada tan curiosa circunstancia:

EL TORO PLAYERO

MARQUÉS DE GUADALEST

MAYORAL EN LA PLAZA VALENCIANA

RODERO EL FOTÓGRAFO y BORUJITO DE ALEAS...

CIVILÓN y EL ESTUDIANTE...

SOBRERO DE MEDINA GARVEY

   Podemos explicarnos la curiosa intención que hubo en demostrar estos “alardes” con lo que se daba a entender que el toro era y es un bovino, gregario, es decir que encuentra seguridad y refugio en una manada, y que cuando está sólo, ya en un ambiente que no necesariamente es el campo, suele comportarse como quedó ilustrado en El Ruedo. Desde luego, ello resulta de su arribo a los corrales, y quizá una larga estancia en los mismos, lo cual puede ocasionar que con el constante movimiento en los mismos asuma diversos comportamientos. El que se ilustra aquí es uno de ellos. Por su hechura ello podría sugerirnos la consumación de actos circenses los que, matizados en ese tono sepia hace que adquieran significados evocadores, de un pasado que se intensifica con la exaltación de la nostalgia.

   Sin embargo, es posible encontrar en las historias y sucedidos del toreo en México algunos otros ejemplos, mismos que publicaré, a manera de complemento de esta curiosa entrega, cuyo referente se dio con célebres toros españoles.


[1] El Ruedo. Suplemento taurino de MARCA. Año II, Madrid, 4 de enero de 1945, N° 30, p. 12 y 13.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo IMÁGENES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s