LA IMPORTANCIA y LA ESENCIA DE CIERTAS “MINUCIAS” TAURINAS (XI).

CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO EXHUMADAS HOGAÑO. 

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE

   Diversas épocas, que van de 1861, 1863, 1865, 1874, 1875, 1895, 1897 y 1898 son con las que en esta ocasión se teje un nueva entrega de datos cuyo origen tendría condiciones dispersas o aisladas, hasta en tanto no se vayan integrando con otras historias. Ello con objeto de entender que las presentes Minucias tienen, al fin y al cabo la coherencia debida si se las sabe manejar con el debido cuidado, armando ese rompecabezas con el que muchas veces se auxilia uno para desmitificar ciertos pasajes que pasaron a formar parte de un hecho concreto, pero que, a falta de elementos, el rumor o la especulación se encargaron del resto. Así se ha concebido buena parte no sólo de la historia del toreo en estos dos últimos siglos y medio. También la historia de México misma, donde abundan unas lagunas terribles debido, en parte a la ausencia de información ocasionada por múltiples causas entendidas a la luz del sentido común. Lamentablemente el “entuerto” se ha resuelto en forma irresponsable para diversos capítulos fundamentales de este país en lo general, o de su tauromaquia, en lo particular. Pasemos pues al siguiente conjunto de notas seleccionadas con las que nos iremos permitiendo dilucidar ciertas “historias” construidas a la ligera y sin el sustento debido.

 LA ORQUESTA, PERIÓDICO OMNISCIO, DEBUEN HUMOR Y CON ESTAMPAS. D.F., del 28.09.1861, p. 1: COMONFORT. En la corrida de toros habida en obsequio de Comonfort, uno de los “chulos” tuvo la galantería de clavar una banderilla que decía: “al general Comonfort”, como dando a entender sin duda que su merced nos la quiere clavar a nosotros; el público se conmovió, y nuestros héroes salieron de la plaza antes que a ellos les clavaran una.

PORTADA DE LA ORQUESTA

Portada de La Orquesta en 1861.

 LA ORQUESTA, PERIÓDICO OMNISCIO, DEBUEN HUMOR Y CON ESTAMPAS. D.F., del 04.02.1863, p. 1: TOROS Y CAÑAS. En Mazatlán se ha dado una sangrienta y por consiguiente buena corrida de toros a beneficio de los hospitales de sangre del ejército de Oriente.

   Alto bueno ha de tener el sistema homeopático de verter sangre para restañar sangre.

 LA ORQUESTA, PERIÓDICO OMNISCIO, DEBUEN HUMOR Y CON ESTAMPAS. D.F., del 18.03.1865, p. 2: TOROS. Estas apacibles diversiones han cesado, lo sentimos; porque según unos señores regidores, ese espectáculo sirve para desarrollar el espíritu belicoso de los pueblos.

   Deducción: en los países donde no hay toros, todos los habitantes son cobardes.

   La tauromaquia y la ciencia militar son hermanas… tratando de embestir.

 LA ORQUESTA, PERIÓDICO OMNISCIO, DE BUEN HUMOR Y CON ESTAMPAS. D.F., del 13.05.1874, p. 4:

¡A LOS TOROS!

 Y, ¿a qué viene ese contento,

Que hasta te brillan los ojos,

Y en alboroto revelas

Desde el cabello hasta… todo?

Chica: ó tú vas a casarte,

O al menos ya tienes novio9,

Y te prometes sin duda

Buenos días de jolgorio…

¡Y estrena botín de raso,

Y se emperifolla el moño!

Y se pone tan coqueta,

Y tan agradable… y todo,

Vamos: si esta muchachuela

Es cual todas: ¡el demonio!

Qué, ¿se encamina al registro

Para arreglar el casorio?

¿Habrá engañado algún vivo,

Engaratuzado a un tonto?

No, señor, la señorita,

Lista está para los toros.

Y el rotífico de marras

Que ya se va por los codos,

Estrena sorbeto y botas

Y se estira y habla gordo…

¿Habrá obtenido algún premio?

¿Algo le dio el As de Oros?

¿Le dio el sí la morenita?

¡Qué transición, por San Judas!

¡Qué cambio, por San Antonio!

¿Qué le ha pasado a este chico?

Nada… que se va a los toros.

Juanita: toma dos duros,

Ve en cá de Sobrado, pronto,

Y saca mis pantalones

(Únicos que no están rotos),

Que le avisen al casero

Que no venimos nosotros,

Que vamos al Tlalnepantla

Aunque nos lleve el demonio,

Que mi compadre don Alberto

(¡Mi compadrito tan mono!)

No hace nada de provecho,

Se maneja como un chocho;

Pero es una gran persona

Porque nos ha dado toros.

“¡Entra, bicho!” ¡Viva Atenco!

(¡Que viva!) ¡voto al demonio!

Si de que muera se trata,

¿Quién entiende este envoltorio?

Por aquí un rocín espicha,

Y por allá rueda un prójimo;

Se baña en sangre la plaza…

Las chicas tienen soponcios…

¿Qué significa esta jerga?

¿A qué viene este alboroto?

-No es alboroto ni jerga…

-¿Pues qué es? -¡Corrida de toros!

Aquí tiene usté a mi niña

Que no ve matar un pollo,

Sin que le venga un desmayo

O eche al menos un sollozo;

Desde el domingo pasado,

Me interrumpe mis negocios,

Y me despierta temprano

Y apura todos los modos…

-¿Para qué?- Porque ella quiere

Que vayamos a los toros…

¿Y yo? Yo grito y mas grito

Hasta reventar mis bronquios,

¡Maldita sea mil veces,

Toda corrida de toros!

 R***

 LA ORQUESTA, PERIÓDICO OMNISCIO, DEBUEN HUMOR Y CON ESTAMPAS. D.F., del 20.05.1874, p. 5: Sebastián Manterola.

   Este joven, nuestro conocido, buen ciudadano, buen filarmónico y buen jinete, murió durante la última corrida de toros en Tlalnepantla, y no es su oficio como es costumbre decirlo, sino del corazón, y más bien dicho a causa de una afección que en él tenía. Su muerte fue instantánea.

   ¡Que su vida sea eterna!

   Damos a su apreciable familia etc.

   Ya sabe su apreciable familia lo que le damos, que cuando hay un muerto en casa no es bueno hablar de eso.

 LA ORQUESTA, PERIÓDICO OMNISCIO, DEBUEN HUMOR Y CON ESTAMPAS. D.F., del 18.04.1875, p. 5:

CORRIDA DE TOROS EN TLALNEPANTLA. Domingo 18 de abril de 1875. Cuadrilla de Ignacio Gadea.

 LA PATRIA, D.F., del 27.10.1895, p. 3: Ponciano Díaz.  Este torero ha dirigido una carta al UNIVERSAL, diciendo, en sustancia, que no tuvo la intención de ofender a los mexicanos con las palabras que, el día de la inauguración de la presente temporada, pronunció al brindar a la sombra un toro.

   La verdad es que todo el mundo oyó que Ponciano, comparando al público español con el mexicano, se expresó de un modo agresivo y despreciativo para el segundo.

PORTADA DE LA PATRIA

Portada de La Patria en 1895.

 LA PATRIA, D.F., del 29.11.1895, p. 3: HE AHÍ SU OBRA. EL NOTICIOSO ha reseñado los graves y trascendentales desórdenes que el vil populacho cometió el domingo en la Plaza taurina de Bucareli; desórdenes que debieron de haber obrado en el ánimo del Regidor que presidía, para excluir a la concurrencia del departamento de Sol, del reintegro del precio de entrada. Ningún hombre sensato, ninguna persona culta aprobará jamás los atentados salvajes de que fue autora aquella plebe insolente y malvada que llegó hasta invadir el domicilio de Ponciano Díaz, destruyendo cuanto allí encontró y matando casi de espanto a la respetable anciana madre de aquel diestro.

   Nada daba derecho al populacho para que obrar tan criminalmente como lo hizo, pero el NOTICIOSO, ese periódico venenoso que se recrea en sembrar el mal por donde quiera, incitó al delito en el siguiente párrafo que hizo circular entre el vulgo, tres días antes:

   “La corrida del domingo.-Sabemos de buena fuente que encontrando demasiado caros los toros de Santín, Tepeyahualco y otras ganaderías acreditadas, la Empresa de Bucareli ha comprado toros de Cieneguilla para la corrida del domingo. Cuando hay toros no hay toreros y cuando hay toreros no hay toros, pero eso sí siempre hay entrada cara.

   Felicitamos a Ponciano porque desea que le hechen abajo la plaza y damos el pésame a la afición por el próximo fin del espectáculo”.

   Las palabras subrayadas entrañan, aunque de un modo artero, el delito previsto, definido y condenado en el artículo 83 del Código Penal vigente. ¿Qué haría el NOTICIOSO si el Ministerio Público se hubiere fijado en ese perverso párrafo?

 LA PATRIA, D.F., del 17.12.1897, p. 3: LA OMONIMIA. Leemos en un periódico de Mazatlán, fecha 6 del corriente.

   “Ponciano Díaz, andaba anoche, poseído del demonio de los celos, y no pudiendo resistir más a sus tentadoras insinuaciones, sacó de su hogar a Romana Martínez, para ponerla verde a golpes.

   “Por fortuna la policía se hizo presente a tiempo, para impedir tan indigno fecho y Días pasó una noche, donde no pensaba pasarla: en la cárcel”.

   Entendemos que eso no se refiere al popular torero mexicano.

 EL POPULAR, D.F., del 22.08.1898, p. 1: Para el 16 de septiembre. Corrida de Beneficencia. Deseando que las fiestas de la Independencia tengan una nota filantrópica, se proyecta dar el 16 de Septiembre una corrida de beneficencia en la que se piensa tomen parte seis de los mejores espadas de cartel que aquí se hallen.

   Ponciano Díaz pondrá banderillas a caballo y presidirán la fiesta en calidad de reinas, doce de las más guapas señoritas de nuestra sociedad.

PORTADA DE EL POPULAR

Portada de El Popular en 1898.

 NOTA: Las imágenes fueron tomadas del portal: HEMEROTECA NACIONAL DIGITAL DE MÉXICO, http://www.hndm.unam.mx/#

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s