RECTIFICACIONES HISTÓRICAS NECESARIAS.

RECOMENDACIONES y LITERATURA.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

Recién pude adquirir el libro de Rafael Montejano y Aguiñaga: Las plazas de toros potosinas. San Luis Potosí, Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Editorial Universitaria Potosina, 1996. 100 pp. Ils., fots., facs.

   En él, encontramos noticias locales muy interesantes que nos dan idea del acontecer taurino desde el siglo XVI y hasta nuestros días. Se acompaña de un balanceado apoyo fotográfico y facsimilar que nos complementan el panorama histórico que ha tenido este rincón provinciano de México. Su lectura es ágil y, en un “santiamén” termina uno de documentarse. Pero los problemas serios empiezan desde el momento en que el autor no nos informa de las fuentes de las que dispuso para enriquecer el trabajo que ahora examino.

   Por lo que sabemos, Rafael Montejano y Aguiñaga es un autor reconocido que ha publicado buena cantidad de títulos y han aparecido diversas colaboraciones en otras tantas revistas de divulgación histórica.

LAS PLAZAS DE TOROS POTOSINAS

Disponible, mayo 21, 2014 en: http://www.bibliotoro.com/bm_palabras.php?tlo=PLAZAS%20DE%20TOROS%20POTOSINAS

    Sin embargo, su libro ofrece algunos puntos negros como el ya mencionado de la falta de fuentes, tan importante en cualquier publicación que se precie de editar una institución tan reputada como la mismísima Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

   Salva estas imperfecciones el buen estilo que, como escritor, tiene el autor ahora reseñado. En estos momentos ignoro cual sea la situación que guarden los repositorios documentales en aquel estado de la república mexicana, puesto que etapas de carácter bélico y de transición, como la independencia o la revolución, ocasionaron, junto al robo indiscriminado de documentos, la difícil labor de reconstruir muchas historias no solo del toreo, sino del país en su conjunto. Pero los datos que maneja están bien sustentados en fuentes que tiene a su alcance y no las menciona. ¿Por qué causa? Lo ignoro.

   Los informes sobre plazas como la de San Miguelito, del Montecillo, de la Independencia, de la Estación, de la Constancia, del Paseo o Fermín Rivera y hasta del rancho del charro dan una visión general de los diversos recintos levantados en la capital potosina, así como de otras que, han funcionado o siguen funcionando en provincias como Cárdenas, Real de Catorce, Cedral, Charcas, Matehuala, Río Verde, Santa María del Río, Tierra Nueva, Valles, Vanegas, Venado, Villa de Arriaga, Villa de Reyes y Villa de Zaragoza.

   Nos comenta las virtudes poco conocidas que, como empresario tuvo el reconocido diestro Pedro Nolasco Acosta. El “güerito” no corrió con demasiada suerte en estos menesteres y anduvo de intento en intento, logrando una prosperidad que poco le favoreció.

   Un trabajo de esta índole es importante si se le cuida con esmero, sobre todo, tratándose de la difusión que presta para ello, una institución universitaria.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo RECOMENDACIONES Y LITERATURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s