LA IMPORTANCIA y LA ESENCIA DE CIERTAS “MINUCIAS” TAURINAS (XIV).

CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO EXHUMADAS HOGAÑO. 

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

EL COLMILLO PÚBLICO_10.09.1903

EL COLMILLO PÚBLICO, D.F., del 10 de septiembre de 1903, p. 7:

 DON TANCREDO Y SOCIOS.

 

¡Qué becerrada tan tosca

La de Carlos Obregón!…

Don Tancredo se hizo rosca,

Y encabezaron la mosca

Julio Segarra y Gaszcón.

Sale pisando la arena

En flaco rucio alazán,

Don Eduardo Arozamena…

El ronco clarín resuena

Y la murga echa el Can… cán.

Grita el público muy hondo

Arrojando sus sombreros,

Y salen, de dos en fondo,

Los nietos de Gavilondo

Vestidos de panaderos.

Ajitan entusiasmadas

Las reinas los abanicos;

Se oyen cien mil carcajadas,

Y una lluvia de miradas

Cae sobre esos pericos.

Sobre el toril arremete

El torilero que soba

Los moños de rehilete.

Y sale el primer torete

Con más hambre que una loba.

Escardó y Leopoldo Gil,

Con trancas descomunales,

Le dan una entrada vil

De puyazos de albañil

A Don Toribio Grajales.

Y DonToribio que es ducho

Y siente los atracones,

Les da, sin trabajo mucho,

Un tango de capirucho

Con su copla de pitones.

Llega el capeo… ¡qué capeo!

¡Qué navarras!… ¡qué verónicas!

Qué Judas!… ¡qué Cirineo!…

Fue aquello un batiboleo

Digno de ocupar cien crónicas.

Qué pares de banderillas

De Arzamendi y Pardavé!

Por el lomo… en las costillas…

En la cola… en las canillas…

Y en la… resérvese usté!

Obregón sacude el trapo,

Y lo pesca a piernas juntas

El bicho, y le da un sopapo…

Tal vez creyendo el muy guapo

Que estaba en “Toros de Puntas”.

Para cortar el enredo,

Sale el famoso Morales

A fungir de Don Tancredo,

Y parece sobre el ruedo

Muñeco de a veinte reales.

¡Qué pifia! ¡qué cuchilladas

En corchea y en sí bemol!

¡Qué brincos!… ¿qué revolcadas!

¡Qué gritos y carcajadas

Tanto en sombra como en sol!

Y por compasión propongo

Que no peguen otra lata…

Mejor que les den mondongo

Las que cantan el Morrongo

Aunque metiendo la pata. 

EL PUNTILLERO.

 EL COLMILLO PÚBLICO, D.F., del 22 de noviembre de 1903, p. 10:

 PITONES Y COLETAS.

 

Ramón López, alias Latas,

da el camelo al populacho,

anunciando a un “mamarracho”

y correteando seis “ratas”.

Hasta levantó las patas

“Bebé” con su “gran toreo”,

pues le dieron tal “meneo”

a ese diestro de ¡jindama”,

que hasta con su pobre “máma”

lo mandaron a paseo.

 

“Macaco”, el Zorpilotito,

“paese” que salió garrote,

pues que toreó “zorpilote”

en lugar de berreguito:

Con razón el muy maldito

se ciñó hasta los pitones…

Pero no nos dan canciones,

que conocemos el arte.

a echar pulgas a otra parte!

no somos “villamelones!”

 

Si quiera con los carneros

se va arriesgando el pellejo;

pero el toreo a la Mesejo

es propio de curanderos…

Si son deveras toreros

los que nos trae Don Ramón,

¿por qué entonces de un jalón

no les echan elefantes

a esos Quijotes andantes,

sino un mísero “mamón”?

 

Si continua el empresario

de toros haciendo el timo

y vienen buscando arrimo

los del timo estrafalario,

será justo y necesario

mandarlos apergollar…

Y los que van a ensalzar

a tan torpes “jindamones”

que se den veinte sentones

en la de San Baltazar!

 EL CORREO DE MÉXICO_16.09.1867

 EL CORREO DE MÉXICO, D.F., del 16 de septiembre de 1867, p. 3:

 NO MAS TOROS.-¿Por qué no se dan al pueblo espectáculos que lo instruyan, en vez de las escenas del tiempo del retroceso y los virreyes? No más toros.-La civilización rechaza los espectáculos de sangre: no más sangre, tinta en vez de sangre; ilustración y no barbarie; educación al pueblo: diversiones que hablen a su inteligencia y no a sus sentidos, artes útiles en lugar de mojiganga; periódicos en vez de banderillas; el cincel y no el puñal del carnicero. La veterinaria y la ley sobre el trato a los animales útiles, en vez de la risa por la horrible agonía de un caballo indefenso. El teatro por los toros. El teatro a precio ínfimo para el público. Enseñar a pensar y no a matar. Moralizar en vez de corromper.

 EL CORREO DEL LUNES, D.F., del 11 de diciembre de 1882, p. 6:

EN PLENA BARBARIE.

 Nos aseguran que las corridas de toros de Cuautitlán transcurren en el más completo desorden. Los borrachitos saltan la valla y se meten a capotear, con riesgo inminente de perder el pellejo. La policía, no corta esos actos repugnantes y los espectadores aplauden a rabiar.

   Agreguen ustedes a esto ¡los licores! la multitud ebria, las riñas, &c., &c. y se tendrá una idea de lo que pasa en Cuautitlán.

   Estamos seguros de que si el gobernador Zubieta tuviera conocimiento de esos escándalos, retiraría la licia de ese espectáculo bárbaro.

   ¿Lo hará?

 LA CRÓNICA, D.F., del 18 de septiembre de 1886, p. 2:

   En nuestro clásico país de Pan y Toros, cuanto se relaciona con el llamado arte taurómaco interesa vivamente. El proyecto de celebrar algunas corridas de toros nocturnas, iluminando la plaza con grandes focos de luz eléctrica, entusiasmó a muchos, se hicieron las gestiones necesarias, adquiriéndose los aparatos, y cuando iban a verificarse, la autoridad niega el permiso.

   ¡Cuántas esperanzas defraudadas!

   ¡La novedad atrae con tan irresistible encanto!

   Nosotros, por nuestra parte, confesamos que no lo sentimos.

   Para avergonzarnos ante los extranjeros ya basta y sobra, con las corridas a plena luz. No hay necesidad de más.

 LA CUCHARA, D.F., del 15 de noviembre de 1864, p. 5.

VERACRUZ. CAPITANÍA DEL PUERTO. Día tantos de tantos. Vapor mercante Fort; su cargamento (…)

100 volúmenes que tratan de la sensibilidad de las mujeres; por el célebre Lamartine, para el uso de las señoritas mexicanas que van a los toros.

 EL AHUIZOTE, D.F., del 21 de diciembre de 1912: Cartel. Plaza de toros “El Toreo”. 9ª corrida de la temporada. Domingo 22 de diciembre de 1912.

Manuel Mejías “Bienvenida”, Francisco Martín Vázquez y Merced Gómez con 6 toros de San Diego de los Padres.

EL AHUIZOTE, D.F., del 28 de diciembre de 1912: 10ª corrida de la temporada. Domingo 29 de diciembre de 1912. “Morenito de Algeciras”, Luis Freg y Merced Gómez con 6 toros de San José Atlanga.

LA CUCHARA_15.11.1864

EL AHUIZOTE_23.11.1912

 LA BANDERA DE JUÁREZ, D.F., 23 de diciembre de 1872, p. 3:

SOBRE TOROS.

Dice un periódico de Puebla:

   En  la última corrida nos dicen que ocurrió una de aquellas escenas risibles y  al mismo tiempo peligrosas, que lleva consigo la diversión predilecta trasportada de España a la virgen América. Uno de los toros de más fuerza y audacia, salvó la barrera y paseó por las graderías del redondel, en donde no dejó de haber sus estragos y derribados, hasta por un hombre forzudo sujetó de las astas al bicho dominándolo con su fuerza; entusiasmado el público, pidió que le dieran el animal, y se lo dieron, así como varias galas.

 EL ALDEANO, SALTILLO, COAHUILA, del 24 de enero de 1905, p. 2:

 UNA FIESTA QUE IGUALA.

 

Toro y torero

Y es el peor modo

De gastar dinero.

 

Al ver lidiar unos toros

Acto bárbaro y cruel,

El pueblo marcha en tropel

Cantando como los toros.

 

Libre, feliz y sin penas

Se estima en sus ilusiones

Y no ve los eslabones

Que esto añade a sus cadenas.

 

Desde el duque al menestra,

Se cuentan, triunfan y gozan,

Y alegres todos destrozan

El bien, y traen el mal.

 

Dejan las ciencias, las artes,

Y con bulla y malos dichos

A ver matar unos bichos

Acuden de todas partes.

 

Llegan: invaden la plaza

Bajo un sol achicharrante.

Y sin perder un instante,

En blasfemar se dan traza.

 

Con modales no decentes,

Y trajes abigarrados,

Puestos de pie o sentados

Todos gritan impacientes.

 

Allí no hay grados ni clases,

Ni respeto al bello sexo,

Sólo se nota el exceso

De descomedidas frases.

 

El noble, el rico y el rata,

Sin remilgos, y compactos

Sin conciencia de sus actos,

Esperan su fiesta grata.

 

Luego sale un alguacil,

Aplaudido por la gente,

A quien tira el Presidente,

Los llavines del toril.

 

Después suenan los timbales

Y aparece la cuadrilla,

Y al son de la musiquilla

Se da principio a los males.

 

Tierno, gozoso y ufano

El picador sin más tregua,

Montado en una yegua

Embiste garrocha en mano.

 

La pica clava en la fiera,

Esta da muerte al caballo,

Y el picador de soslayo

Cae de cualquier manera.

 

Después del banderillero

Lo estoquea el matador,

Y rindiéndolo el dolor

Lo remata el puntillero.

 

Todos… (dejemos el nombre)

Se gozan en la agonía

De un animal que Dios cría

Para el provecho del hombre.

 

Acto cruel; negro vicio,

Es el matar sin provecho

A un animal que fue hecho

Para nuestro beneficio.

 

¿Cómo puede placentero

El pueblo ver sin desdoro

Que un caballo mate un toro

Y un toro mate un torero?

 

¿Qué ventaja, qué cultura,

Qué adelanto representa

Un acto que nos afrenta

Lleno de saña y locura?

 

Nada se alcanza con leyes

Que permitan tales males:

Hay, pues, fiestas morales,

Menos toros y más bueyes.

 

Deja esa fiesta de moros.

No tardes, que el tiempo vuela,

Y pon siquiera una escuela

En cada plaza de toros.

 J. PALOMO.

 NOTA IMPORTANTE: La reproducción de portadas que corresponden a los periódicos que ilustran el presente material se deben a la búsqueda realizada en la página: HEMEROTECA NACIONAL DIGITAL DE MÉXICO, salvo la de El Colmillo Público la cual procede del blog denominado: http://lacaricaturaygrabadoenmexico.blogspot.mx/2011/11/1867-1910.html

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s