LA IMPORTANCIA y LA ESENCIA DE CIERTAS “MINUCIAS” TAURINAS (XV).

CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO EXHUMADAS HOGAÑO. 

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

    Toca el turno en esta ocasión a un periódico que es, desde su elaboración misma, fuente esencial para entender la mirada que se tuvo durante los días más dolorosos que siguieron a la ocupación norteamericana en la ciudad de México, sobre todo a partir del día 15 de septiembre, día en el que ondeó la bandera de las barras y las estrellas desde lo alto del asta bandera de Palacio Nacional. Me refiero a The American Star, el cual, en lengua castellana, a veces en lengua inglesa y con la combinación de ambas, informaba según la mirada de redactores norteamericanos, quizá con alguna postura imparcial, aunque complicada en ese momento por el tipo de invasión por la que estaba pasando nuestro país. Dicha ofensa vino a ser el culmen de aquella invasión que los norteamericanos habían comenzado desde casi un año antes y de la cual se fueron diluyendo sus más terribles efectos hasta bien comenzado 1848. Como se sabe, con la ocupación, la vida cotidiana cambió radicalmente en la ciudad de México. Y uno de los efectos que se percibieron en tal circunstancia tuvo que ver –si y no-, con las corridas de toros. La plaza de toros de San Pablo, entonces escenario con poca actividad, fue blanco de atención en términos estratégico-militares, sobre todo a partir de una petición que hizo directamente el Dr. Pedro Vander Linden, quien estaba tratando de habilitar cuanto hospital –si así podía llamársele a las instalaciones más apropiadas-, y con ello atender a las decenas de heridos que estaban siendo levantados de los campos de batalla. Su sugerencia original fue la de crear un hospital militar de instrucción, pero debido a las terribles condiciones que se vivían, “Con tal motivo me dirigí al Exmo. Ayuntamiento, manifestándole mis apuros y mis proyectos, y la Exma. corporación tuvo a bien aprobarlos, y encargarme de la demolición del jacalón de San Pablo, con el exclusivo objeto de emplear la madera en concluir las obras del hospital…”. Vander Linden se refiere, por “jacalón” a lo que en esos momentos era la plaza de toros misma, la cual debe haber presentado un cuadro nada positivo por las condiciones de deterioro y abandono en que se encontraba. Por tanto, fue indispensable hacerse de la mayor cantidad posible de madera y con ella se sirvieron para el armado de camastros suficientes, con los que “en quince días estará concluido, y será el hospital más hermoso y más sano de la capital”, termina diciendo el médico militar y cirujano nacido en Bélgica, pero que adoptó la nacionalidad mexicana y aquí permaneció, hasta su muerte en 1860.[1]

   Por lo demás, veamos qué informaba nuestra fuente en términos de aquellos escasos acontecimientos cuyo registro provenía de algunos festejos taurinos o circenses.

 THE AMERICAN STAR, D.F., del 20 de septiembre de 1847, p. 7:

 CORRIDA DE TOROS Y CIRCO OLÍMPICO

 El Sr. Bensley, director de la compañía del Circo americano tiene el honor de informar al público, que el Domingo 26 del corriente, dará una función en la plaza de Toros, para cuyo objeto ha obtenido los servicios de los mejores sortiadores de la República. Los Toros son de los más bravos.

   En el curso de la corrida de Toros se desempeñarán varias piezas ecuestres de las más sobresalientes.

   A las ocho de la noche también se dará otra función ecuestre en el Teatro principal, ejecuciones enteramente nuevas, durante las cuales la Señorita Armand, conocida en México por la primera Gineta de Europa y de la República, ejecutará su gran tarea a caballo concluyendo con las posiciones dificultosas del Chall. También saldrá en uno de sus bailes favoritos.

 Del 26 de septiembre de 1847, p. 3:

THE AMERICAN STAR_23.09.1847

Ejemplar del 25 de septiembre de 1847. Fuente de origen: Hemeroteca Nacional Digital de México.

 CORRIDA DE TOROS Y CIRCO.-Para mañana a las tres de la tarde ha dispuesto el Sr. Bensley dar una serie de diversiones agradables en la plaza de toros.

   Con este objeto ha obtenido algunos toros de los más bravos, que serán sorteados por la compañía que se ha comprometido para esta ocasión. En las intermisiones se ejecutarán varias piezas ecuéstricas de las más sobresalientes.

   En la noche volverá a representar la compañía del circo en el teatro principal, cuando saldrá la Señorita Armand, conocida en México por la mejor gineta del siglo.

   Como el esmero del Sr. Bensley en agradar al público es ya bien conocido en esta Capital, nos prometemos que sus representaciones serán bien concurridas.

 Del 12 de octubre de 1847, p. 3: Para mañana a las tres de la tarde ha dispuesto el Sr. Bensley dar una serie de diversiones agradables en la plaza de toros.

   Con este objeto ha obtenido algunos toros de los más bravos, que serán sorteados por la compañía que se ha comprometido para esta ocasión. En las intermisiones se ejecutarán varias piezas ecuéstricas (sic) de las más sobresalientes.

   En la noche volverá a representar la compañía del circo en el teatro principal, cuando saldrá la Señorita Armand, conocida en México por la mejor gineta del siglo.

   Como el esmero del Sr. Bensley en agradar al público es ya bien conocido en esta Capital, nos prometemos que sus representaciones serán bien concurridas.

 14 de octubre de 1847, p. 3: idem. Indicando que, “para mañana a las tres de la tarde…”

 16 de octubre de 1847, p. 6: DIVERSIONES. CORRIDA DE TOROS Y CIRCO OLÍMPICO. El Sr. Bensley ha dispuesto una gran corrida de toros y circo olímpico para el domingo.

 4 de enero de 1848, p. 3: idem. “Para mañana a las tres de la tarde…”

 16 de octubre de 1847, p. 6: El Sr. Bensley ha dispuesto una gran corrida de toros y circo olímpico para el domingo.

 5 de enero de 1848, p. 3: CORRIDA DE TOROS Y CIRCO. Para mañana a las tres de la tarde ha dispuesto el Sr. Bensley dar una serie de diversiones agradables en la plaza de toros. (Aunque en realidad, dicha corrida se celebró el 26 de septiembre)

   Con este objeto ha obtenido algunos toros de los más bravos, que serán sorteados por la compañía que se ha comprometido para esta ocasión. En las intermisiones se ejecutarán varias piezas ecuéstricas de las más sobresalientes.

   En la noche volverá a representar la compañía del circo en el teatro principal, cuando saldrá la Señorita Armand, conocida en México por la mejor gineta del siglo.

   Como el esmero del Sr. Bensley en agradar al público es ya bien conocido en esta Capital, nos prometemos que sus representaciones serán bien concurridas.


 [1] Pedro Vander Linden: Relación que en apoyo de la representación en contra de la circular del 17 de Enero próximo pasado, presenta al Supremo Gobierno, el ciudadano Pedro Vander-Linden, Inspector General del Cuerpo Médico-Militar. México, Tipografía de R. Rafael, calle de Cadena N° 12, 1848. 22 p., p. 15.

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s