SOBRE “LA VERÓNICA” DE HOY EN DÍA…

CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO EXHUMADAS HOGAÑO.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

LA VERÓNICA, LANCE DE UN AYER DISTANTE Y QUE HOY, MANTIENE EL EQUILIBRIO DE SU INTERPRETACIÓN.

    Ejecutantes del lance fundamental de o a la “Verónica” los ha habido pocos, los suficientes para que la prosapia de este lance adquiera condiciones especiales, como suerte reservada a ese tipo de estetas cuya presencia en el toreo sigue siendo hoy referente, modelo a seguir. Tal suerte quedó definida en dos “Tauromaquias”, tanto en 1796 como en 1836. En la primera, José Delgado apuntaba:

ESTO DICTÓ PEPEHILLO SOBRE LA VERÓNICA...

    Es decir que, para 1796, año en que fue publicada tal summa de experiencias, como síntoma de avanzada que tendrían bien asimilado los primeros toreros de a pie, quienes además ya aplicaban en el espectáculo una visión totalmente crematística, se dieron a interpretar la “Suerte de frente, o a la Verónica” tal y como lo sugería José Delgado, de lo cual se desprendería el alto grado de madurez que, para esos momentos alcanzaba la tauromaquia, luego de haber superado el caos con que se puso en marcha, al menos 50 años atrás, tiempo que tomó afinar muchos de los significados que tendría la lógica de este quehacer, totalmente nuevo en su sentido técnico y estético, con lo que estaban dadas las condiciones para recibir al siglo XIX, en el que al cumplirse justo su primer tercio de desarrollo, aparece otro torero, Francisco Montes, el cual también aportará una serie de testimonios –todavía más elaborados- en la “Tauromaquia” que lleva su nombre.

TAUROMAQUIA_MONTES_1 TAUROMAQUIA_MONTES_2

   Llevados de la mano a través del tiempo, pueden mencionarse nombres como los de: Antonio Fuentes, Juan Belmonte, Francisco Vega de los Reyes, Jesús Solórzano, Luis Castro “El Soldado”, “Manolo” Escudero, Alfonso Ramírez “Calesero”, “Curro” Romero, Rafael de Paula como máximos intérpretes desde que la TAUROMAQUIA en cuanto tal alcanzó su grado de madurez plena, y hoy ha llegado a unos límites en que si bien, por un lado necesita urgentemente una actualización, por otro sus dictados parece ser que deben mantenerse intactos. Tal es el caso de la “Verónica” en manos de un nuevo fenómeno, por lo menos en España. Se trata del novillero José Garrido, quien acaba de triunfar en la matinal que se celebró en Bilbao apenas el 22 de agosto pasado. Tal novillero se despidió en dicha jerarquía, pues bien pronto ascenderá al grado mayor: matador de toros, y lo hizo demostrando magníficas capacidades, al punto de que obtuvo corte de seis orejas, lo que le permitió, sin ningún problema, salir por la “puerta grande”.

   Hay una fotografía (la cual podría ser de Arjona) que ya circuló por diversos portales taurinos, en la cual se capta el momento del “abandono” de Garrido justo cuando interpreta una “Verónica”, captándose el momento o tiempo del “temple”, cual si fuese una pincelada contundente, destacando también esos pies firmes sobre la arena.

4742_un_lance_de_jose_garrido__en_bilbao

Disponible en internet, agosto 23, 2014 en: http://www.taurologia.com/memorable-encerrona-jose-garrido-matinal-bilbao-seis-3202.htm

    Si bien pudiéramos verla y entenderla como una “Verónica” a media altura, precursora de lo que luego Francisco Vega de los Reyes consiguió, sobre todo con aquel lance que perpetuó Francisco Urbina…

GITANILLO DE TRIANA_FCO. URBINA

La Fiesta. Semanario gráfico taurino. México, D.F., N° 63, 5 de diciembre de 1945

 ….entenderemos que al recrearla, en ese viejo estilo, de antes de “Gitanillo”, es como pensar que se vuelve a los orígenes, con objeto de reencontrarse con el pasado y depurar su andamiaje, con tal de perpetuarla en aras de esa siempre y necesaria puesta al día que permite al espectáculo mantener su fascinación. Una fascinación anacrónica que no sé cuán correcto sea afirmar si tan intacta; para con ese alarde, mantenerse arrogante en estos tiempos que corren, los cuales y de continuo le manifiestan su repudio gracias a las nuevas formas de pensar de estas sociedades modernas cuya forma de ver al mundo las torna conflictivas.

   Por fortuna, allí está todavía un respiro, un aliento que permite justificar esa presencia ritual y milenaria como es la de la tauromaquia y que este pasado 22 de agosto toco el turno de oficiar a José Garrido, el cual además, salió en olor de santidad del coso bilbaíno. Sea por Dios… y celébrese la gracia.

   NOTA IMPORTANTE: Los facsímiles de sendas “Tauromaquias”, proceden de consultas realizadas tanto a la Biblioteca Digital de Castilla y León, como a la Biblioteca Nacional de España.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s