SOBRE LA SUERTE DE EL SALTO CON LA GARROCHA. TERCERA y ÚLTIMA ENTREGA.

ILUSTRADOR TAURINO MEXICANO.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

   Conforme se va contando con el mayor número de evidencias posibles, se va entendiendo hasta qué punto, suertes como la del “salto con la garrocha” se convirtieron en elementos complementarios en muchos espectáculos taurinos, al menos en el siglo XIX. Unos versos de nuestro incomparable Guillermo Prieto, dedicados a su vez a Santos Degollado, entre 1855 y 1860, nos dejan ver que en aquellos festejos, la admiración de “Fidel” no solo queda reducida a dar cuenta de las hazañas que el propio militar guanajuatense, en momentos de distracción, dedicaba a labores que reafirmaban sus vínculos con el campo, pero también con la milicia, de ahí que en algún momento fuese el propio José Nemesio Francisco Degollado Sánchez –que ese era su nombre completo- quien se presentara en algún momento en el ruedo para montar un toro y ser motivo central en esos versos que vienen a continuación, de entre los cuales surge una auténtica narración de hechos, donde Prieto destaca la ejecución de “saltos de garrocha”, lo cual significa que tal suerte se interpretaba cotidianamente por aquellas épocas, siguiendo los principios de ese espectáculo colmado de expresiones rurales y urbanas. Así que una tarde de toros podía mostrar, en una sola “función” todo ese bagaje de riqueza, en el que suertes como el “salto con la garrocha” también formaban parte sustancial de dicha puesta en escena.

 TRÉPALE QUE ES MANSITO

 Como después de la lluvia

que destierra la sequía,

parece más lindo el cielo

con cara lavada y limpia,

lloran de placer las ramas,

los sembrados resucitan,

las flores alzan el rostro

saludando al Sol que brilla,

y las corrientes del suelo

se juntan, se arremolinan

y parece que retozan

pereciéndose de risa,

así en Zapotlán pasaba

tras la negra tiranía,

con la lluvia de chinacos

que hizo su poder cenizas…

 

Horita ¡Van a los toros!

Y la plaza se improvisa

con carretas y tablones

y está dialtiro maciza.

 

Forman inmenso cuadrado,

de las carretas las filas,

y dejan al medio un campo

de primor para la lidia.

 

Engalanan las carretas

arcos de ramas, cortinas,

y un celemín de rancheros

y de muchachas bonitas.

Ellos bota de campana

y botonadura rica,

con la camisa bordada

y toquilla de chaquira;

 

Y ellas de enagua encarnada

y lentejuelas que brillan,

rebozo de seda y seda,

redibada la camisa,

y como frescas manzanas

las abultadas mejillas.

 

Pero hay debajo los toldos

mil catrines y catrinas,

con tápalos de burato,

con sus mascadas de la India,

con sus peinetas de gajos

y sogas de perlas finas;

 

Y más arriba del coso

hecho de robustas vigas,

están señores y jefes

que son de primera fila.

Allí estaba el Don Santitos

asomando la carita;

pero a la verdad pelada,

que ninguno en él se fija.

Que unos le conocen muchos,

y otros no le conocían.

 

Y que comienzan los toros,

y empieza la gritería,

que es la salsa de la fiesta,

de peligro y fechorías:

 

Hay sus saltos de garrocha,

capeo de muletillas,

y sus flores delicadas,

y vistosas banderillas;

y hay también sus revolcados

entre palmadas y trisca,

que se alzan atarantados

y corren sin salida…

En esto, que sale un toro

que al redondel ilumina…

Cornicorto, grueso el cuello,

soberbio, ligero, altivo,

eran llamas sus dos ojos,

y era su conjunto lindo,

y era marrajo de genio,

y era muy matrero el bicho;

para la capa, mañoso,

para la garrocha, esquivo,

para el lazo, inconsecuente,

para la cola, tardío…

 

-¡Que lo monten!- grita el pueblo;

y entre zambras y silbidos

que con el toro en la tierra

y le trepan los más listos…

 

Pero uno y otro sucumben

y pierden el equilibrio,

quedando el toro triunfante,

y los toreros corridos…

 

-¡Apriétele ese braguero!-

gritó en lo alto Don Santitos.

Todos el catrín burlaron,

de su audacia sorprendidos…

 

-¡Túmbenlo por aquí enfrente!-

con tono imperioso dijo…

y comenzó la maniobra

del pretal, como previno…

 

-¡Triple vuelta!-…

     -¡Más forzado!-

-¡Así le hiere el codillo!…

-¡Menos abierto ese nudo!…

-¡Ora bueno!…

                 -¡Está bien fijo!-

dijo entonces satisfecho

el catrín desde su sitio.

 

-¿Quién lo monta? –dijo entonces,

y estallaron encendidos

un “¡Móntalo tú!” en mil voces

y entre golpes inauditos…

entonces, con gran calma,

don Santos desciende al circo,

sin ambages, sin espuelas.

Muy modesto y espedido…

se afianza bien, salta al toro,

repite terribles brincos,

y el jinete sube y baja,

pegado cual con tornillos…

se alza, se sienta la bestia.

Culebrea el cuero liso.

y él, en el lomo clavado,

fuerte como un martillo…

 

-¿Quién es ese hombre? –Preguntan

los rancheros más peritos,

y responden orgullosos

los de Morelia aguerridos;

 

-¡Ese es Santos Degollado,

ese es nuestro Jefe invicto!…

-¡Viva el héroe de Zamora!-

-¡Viva, viva Don Santitos!…

Las damas le arrojan flores

los jefes le hacen cumplidos,

y suenan dianas alegres

en el aire conmovido,

el ejército y el pueblo

ensalzan a su caudillo,

mientras Comonfort le abraza

con sincero regocijo.

 

Don Santos a Colima

con mando reconocido;

y Comonfort, justiciero,

le dio el mando de Jalisco,

para bien de nuestra causa

y en premio de sus servicios.[1]

Guillermo Prieto.

Romancero Nacional.

    Y es que precisamente, a raíz del magnífico que Raúl Ramírez obtuvo de tan singular ejecución, surgió una respuesta muy interesante de otros tantos registros, como el que consiguió Armando Ramírez, aquel peculiar banderillero que dio en llevar el curioso alias de “Bam Bam”, justo cuando realizó la misma suerte en la plaza de toros de Puerto Vallarta en el año 2006. Aquí la evidencia:

ARMANDO RAMÍREZ y EL SALTO CON LA GARROCHA_17.10.2014

Especial: Armando Ramírez y el salto de garrocha.. Oct. 17 de 2014 [en línea], 2014, http://altoromexico.com/2010/index.php?acc=noticiad&id=20698 [consulta: 18 de octubre de 2014]

ARMANDO RAMÍREZ y EL SALTO CON LA GARROCHA_17.10.2014_2

   Observemos en detalle la fotografía que sólo lleva las iniciales M.A.:

    Y sigue la mata dando.

   Ahora toca el turno a unas calaveras taurinas que datan de 1894, donde en especial, una de ellas, dedicada a Silverio Grande, no sé si confundido con “Silverio Chico”, cuyo seudónimo correspondía al diestro español Diego Rodríguez, quizá hermano del que sí era poseedor del alias original. Podría tratarse, en esencia de Silverio Rodríguez, cuyas actuaciones no fueron tan notables eso sí, como las de su hermano menor.

 1894

Calaveras taurinas de El Puntillero.

    Por parecer de notable importancia, dada la curiosidad del siguiente impreso, reproduzco unos versos que aparecieron en el “Número extraordinario” que publicó El Puntillero alrededor del 1º de noviembre de 1894, y donde el retrato de varios personajes que aparecen en las que más adelante se conocerán como “calaveras”, dejan ver el estado de cosas, pero sobre todo la visión periodística que alcanzaron las “personalidades” allí retratadas. Además, en el original, se reproducen grabados y viñetas, entre otros autores, de José Guadalupe Posada y Manuel Manilla. Leamos.

 36

 Silverio Grande.

 Dio el salto de la garrocha

siempre con felicidad,

y era un torero aceptable

y modesto si los hay;

aquí reposa este chico

y su tumba al contemplar

que nunca ha sido aseguro

ni chicha ni limoná.

SALTO CON LA GARROCHA_J.G. POSADA

 Salto con la garrocha. Esta imagen se encuentra incluida en el famoso juego de la “Oca” que José Guadalupe Posada ilustró a principios del siglo XX.


 

[1] El Eco Taurino. México, D.F., 19 de enero de 1939, Nº 469. Este verso se encuentra fechado el 7 de marzo de 1894.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ILUSTRADOR TAURINO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s