NO TODO SON FAENAS BONITAS, CORTADAS CON LA MISMA TIJERA.

LA CRÓNICA. 

 POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

Habiendo sido testigos todos los mexicanos que el interés de una buena parte de los políticos sólo está preparado para realizar negocios y no atender la ofendida sensibilidad en que se encuentran muchos ciudadanos, ese punto nos pone en un término de decepción absoluta. Solo se encuentran ahí la mayoría de ellos para eso que llaman el “bisne” y no aplicarse efectivamente bajo el principio por el cual el pueblo votó por ellos con objeto de que nos representen en las grandes decisiones a niveles que se encuentran en el poder legislativo, ejecutivo y federal, según el nivel donde cada uno de ellos queda ubicado. Si ese gran marco de referencia sirve como telón de fondo o modelo de lo que sucede ante la gran mirada de ese “argos” moderno, sucede que un ejemplo como el de la plaza de toros “México” es otra de esas muestras en donde quienes acudimos a ella para admirar espectáculos taurinos, estos no se corresponden con lo ofrecido. Y ya lo decía en la EDITORIAL anterior, si la materia prima se oculta, no se vende previamente, ¿qué podemos esperar de su oferta si esta no tiene sustento? Ya se vio el resultado del 9 de noviembre donde los “toros” ofrecidos fueron desiguales en presentación y juego, aunque prácticamente nadie de los que publicaron una nota se tomaron la molestia de no comulgar con la verdad, con la honestidad de su ejercicio y sobre aquella difusión que pretenden, contando para ello la que es hoy día una cobertura sin precedentes.

CABECERA DE ARGOS1

…ese “Argos” moderno…

¿Qué significa todo esto?

¿Estar al servicio del gran negocio porque todo lo demás es lo de menos?

¿Quién está detrás de todo esto y cuáles son los intereses que persigue en un negocio que reporta más pérdidas que ganancias?

Porque además no es el negocio próspero y la mejor señal es una plaza cuyo registro de entradas es bajo. ¿Qué buen empresario no aspiraría a tener en todas sus funciones taurinas el aviso de “No hay billetes”?

Claro, para eso deben apostar ofreciendo garantías de credibilidad, certeza así como una imagen de absoluto profesionalismo.

ORLAS

Ya metidos en la crónica y a punto de que concluyera el festejo de esta tarde-noche, la del 16 de noviembre, un público perdido en esa sed de entusiasmo, y con el deseo cuesta arriba de ver a Juan José Padilla, no importara cómo, demandaba entre gritos, aplausos, arengas y demás peticiones, cual circo romano para que regalara un “toro”. En tanto esto sucedía, José Mauricio oficiaba en el ruedo en medio de aquel aquelarre, de aquella indiferencia en que vox populi se frotaba las manos, se relamía los bigotes ante el hecho en el que prácticamente obligado, el jerezano tuviera que dirigirse a la autoridad y así, formalizar el anhelado obsequio. Ese momento representó, en muchos sentidos el extraño síntoma en que la soberana petición popular se decantaba por un torero al cual vio posibilidades de triunfar pero que, por causa del destino, no corrió con la suerte en el lote que le correspondió, independientemente de que en su primero, un torillo de casta ciega, digno para una faena poderosa, como esas las realizadas por Padilla mismo; este no se encontrara con aquel y hasta terminara siendo desarmado en varias ocasiones. La incomprensión del público llegó a tal punto que los despojos del que abrió plaza fueran despedidos en medio de notorio rechazo, fruto de un gran desconocimiento en el que el buena parte de los presentes en el tendido pierdan la oportunidad de enterarse a detalle sobre las condiciones de lidia de un toro con esos grados de dificultad. No todo son faenas bonitas, cortadas con la misma tijera.

Vuelvo con José Mauricio, quien en esos momentos se jugaba la vida, que es un decir con un novillo de Villa Carmela, como todos los que se lidiaron en tal ocasión y repito: salvo que la empresa misma nos demuestre lo contrario con exámenes «post mortem” debidamente certificados.

EL PROGRAMA_16.11.2014_3

Aquí la única evidencia gráfica del encierro que se lidió el domingo 16 de noviembre de 2014. EL PROGRAMA. Año 28, N° 959, 16 de noviembre de 2014.

En conjunto, el encierro resultó desigual en juego y presentación. Los hubo que salieron justos y otros de plano, descaradamente anovillados, e iban a capotes y muletas con embestidas que desentonaban al punto de dejar, como balance, el de una seria reflexión, misma que habrá de hacer, si así lo considera, el actual propietario de la ganadería guanajuatense.

Así las cosas, salió al ruedo “Sonajero”. Lo único que puedo decir al respecto, pues abandoné la plaza al concluir la lidia del sexto, previendo el enojo gratuito que se genera en estos capítulos que son y han sido por muchos años los “toros de regalo”. Abundando, en estos últimos tiempos esos “obsequios” representan la mejor forma de arreglar un triunfo forzoso gracias al hecho de que el mencionado “regalo” es motivo de arreglos previos que podrían consistir en escoger deliberadamente  alguno de los sobreros, los cuales llegan a la plaza con “recomendación” , ya sea por su comodidad en cuanto al escaso trapío o porque están en la plaza con un marbete de “nota buena”, con la absoluta certeza por parte de su criador de que proviene del mejor linaje, lo cual garantizará el triunfo en forma indiscutible. Y eso sucedió con el consiguiente y dudoso indulto del ejemplar. Perdonarle la vida a un toro significa haber cubierto todos los requisitos que no solo establece el reglamento taurino en vigor, sino los “usos y costumbres”. Evidentemente cuando la afición rebasa estas condiciones y la decisión del juez se armoniza con esos precisos momentos, ya nada queda por hacer. En el México taurino, el indulto es un paso relajado donde en muchas ocasiones suele confundirse casta con embestidas bobaliconas, bravura con ese toro que va y viene, que fue al caballo sin que se procure una suerte de varas, de conformidad a lo que establece tan indispensable como necesario capítulo en la lidia de ese toro. No basta con embestir 50, 70, 100 ocasiones a la muleta si antes no se confirmaron aquellos otros componentes a cabalidad. Indultar por indultar se está volviendo un método mal aplicado pues incluso, se ha sabido en varios casos, que ya curados esos ejemplares y habiendo retornado al campo, no han dejado buena descendencia y, por ende “buena reata”, refiriéndose con esto último al patrón de raza que se define en cada ganadería de bravo. Incluso, ciertos toros indultados ya no retornan a su antiguo origen, sino que son vendidos para padrear en otras ganaderías, entendiendo con esto la consolidación del circuito interno y vinculante habido entre las unidades de producción agrícolas y ganaderas y sus propietarios.

SONAJERO

El “dije” que “salvó” la vida. La imagen denota escasez de trapío…, de edad en consecuencia.

Complejo asunto de algo que pudiendo convertirse en digno reconocimiento al linaje entre los criadores de toros de lidia, posiblemente se convierte en un negocio, que no garantiza necesariamente continuidad de la raza, acompañada esta de virtudes tan naturales como casta y bravura, que lo demás viene por añadidura.

Y termino con la comparecencia de Fermín Rivera diciendo que le tocó en suerte el peor lote del encierro, dos ejemplares sin casta, a uno de los cuales materialmente lo obligó a pasar en la muleta, momento que representó para su ejercicio el grato sabor en que la afición entendió ese intento, al punto de que de aquel lienzo rojo salieron los mejores pases de la tarde. Por una buena estocada que siguió a un pinchazo en lo alto obtuvo una merecida oreja. Fermín ya requiere otro trato, y marginarlo o condenarlo a seguir por esa senda desde hace años, no trae consigo materializar sus hondas y personales aspiraciones. Creo que Fermín Rivera es una figura del toreo en potencia, pero hay razones o situaciones que han impedido encumbrarlo de manera definitiva. ¡Paso a Fermín Rivera!

18 de noviembre de 2014.

Deja un comentario

Archivado bajo CRÓNICAS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s