SOBRE EL TORO DE LIDIA EN MÉXICO: DE 1768 Y HASTA NUESTROS DÍAS. (QUINTA PARTE).

CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO EXHUMADAS HOGAÑO.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

 LOS DIFERENTES CRITERIOS QUE LOS REGLAMENTOS TAURINOS HAN ESTABLECIDO SOBRE EL TORO DE LIDIA EN MÉXICO: DE 1768 Y HASTA NUESTROS DÍAS. (QUINTA PARTE).

    Como se habrá podido apreciar, al cabo del curso que va tomando la presente serie, el orden de la lidia cuenta con una estructura que está alcanzando sus momentos de consolidación, al mostrarse un discurso de la tauromaquia que, independientemente de verse invadida por diversos géneros de mojigangas, a veces propios, a veces ajenos, busca, eso sí, definirse en medio de cierto abandono legal, aunque suficientemente respaldado por los usos y costumbres que permitieron que el espectáculo se afirmara.

   Dichas expresiones de: “consolidación”, “afirmación”, e incluso de “definición”, desde mi punto de vista son muestra del curso que la corrida de toros en México alcanza en relación con lo que se desarrolla en España, donde se están escribiendo las más avanzadas tauromaquias, doctrinas que “Pepe Hillo” y “Paquiro” –en 1796 y 1836 respectivamente-, pusieron en circulación y que llegaron a nuestro país extemporáneamente, gracias, entre otros a la labor de José Justo Gómez de la Cortina, el famoso Conde de la Cortina quien publicó en 1837 y en “El Mosaico Mexicano” un artículo sobre José Delgado (puesto que su enorme biblioteca poseía un ejemplar editado en 1804), así como por el enorme esfuerzo de Luis G. Inclán, quien en 1864 editó la obra del célebre diestro Francisco Montes. La presencia del gaditano Bernardo Gaviño de alguna manera se convierte en el hilo conductor que permite la continuidad del toreo en nuestro territorio, mismo que se proyecta, eso sí, muy a la “mexicana”.

001_SH_BGyR

Luis G. Inclán juega un papel de absoluta relevancia, pues además de ser un espléndido autor sobre textos del costumbrismo mexicano decimonónico, fue empresario taurino, impresor, dibujante y alguien que demostró profundo afecto a los asuntos ecuestres de rancio origen nacional.

    Dentro de aquel proceso, la presencia del ganado toma un carácter de suyo importante, pues no es un aspecto que quede al margen de aquella silenciosa evolución. Sin embargo, las condiciones en que se le presenta en la plaza se pierden un poco debido a la escasa información de carácter legal que llega hasta nuestros días, siendo únicamente la costumbre el factor más importante que definirá el tipo de toro más propicio para el espectáculo desarrollado en ese entonces.

 002_SH_BGyR

Portada de la “Tauromaquia” de Francisco Montes “Paquiro”, editada en México, gracias a los buenos oficios de Luis G. Inclán.

    En noviembre de 1851, el Ayuntamiento de la Ciudad de México presenta el proyecto de un “reglamento de toros” que no prosperó. La plaza de toros del Paseo Nuevo había sido estrenada precisamente el día 23 del mencionado mes.

   Eran  aquellos, “…felices tiempos los del toro de once, en que la plaza de toros solo veía toros, en que no había jamaicas, y en que todo lo permitido era el palo ensebado y el monte parnaso”. Durante los tiempos inmediatamente posteriores a la culminación de la independencia y hasta 1850 nada más se dieron festejos que cumplían con esas condiciones, sin que se alterara con añadidos como el capricho de la moda y la exquisita sensibilidad del siglo XIX que devino en un carácter más relajado también para el espectáculo. Ya no asiste a la plaza más que un reducto de “familias de buen tono”, pero sí la colma un importante grupo de las otras que suelen andar en coche simón y comen cuanto encuentran… Se ve con frecuencia a meretrices de medio manto, pero sobre todo a jóvenes de a caballo que tutean al picador, gritan, chiflan, y “es aficionada a coleaderos, a encierros y á usar reatas, chaparreras, etc.” En otras palabras, no es sino gama emergente de nuevos elementos que condimentan un espectáculo cada vez más saturado de riqueza. No podían faltar el palo ensebado o el monte parnaso en tanto que entretenimientos profanos, solo convocaban multitudes que de seguro irrumpían y alteraban el ya de por sí festivo ambiente que imperaba en la plaza, convertida en acumulación de intensidades colectivas dispuestas a divertirse.

   Entre algunos de los párrafos del documento que quedó inválido, y al referirse específicamente a condiciones relacionadas con el ganado o la lidia de este, se apunta:

   En el tiempo destinado a la pica, para banderillear o matar al toro, no se hará otra cosa diversa y la infracción de esto se castigará por el que presida el espectáculo con una multa discrecional.

    Por ningún motivo se permitirá jugar novillos en lugar de toros. La infracción de este artículo se castigará con una multa de 10 a 100 pesos.

   Firma (nombre, ilegible) Puerta Arteaga.

    ¿Qué sospechas existirían entonces para advertir semejante consideración, evitando, en lo posible que ocurriera una alteración a los usos y costumbres establecidos entonces?

003_SH_BGyR

El único ejemplar original que se conoce, hoy día pertenece a la maravillosa biblioteca “GARBOSA”, cuyo propietario es el Dr. Marco Antonio Ramírez, y de la cual los Bibliófilos Taurinos Españoles reeditaron la misma en una de sus ya célebres publicaciones.

    Después de esto, vino el desarrollo de un imperio magnífico de toreo y mojiganga adueñado por maravillosos y fascinantes protagonistas tales como: Bernardo Gaviño, Mariano González “La Monja”, Pablo Mendoza, o Ignacio Gadea, este último a caballo. Alejo Garza “El Hombre Fenómeno”, Benito Acosta o Joaquín de la Cantolla y Rico, famosos por sus ascensiones aerostáticas, hasta que llegó el año de 1867…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s