PEQUEÑAS JOYAS DE LA TAUROMAQUIA MEXICANA EN 1886. (LA TERCERA).

CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO EXHUMADAS HOGAÑO.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

   Las siguientes observaciones no necesitan presentación. Bien escritas, rememoran un pasaje que quedó en desuso, pero que con la sola información proporcionada por “Juvenal” es suficiente para entender a qué se refiere cuando nos habla sobre el “Convite”.

    También del 2 de mayo de 1886, son las notas que recupero de Enrique Chávarri “Juvenal” que publicó en El Monitor Republicano del mismo día, pág. 1:

   Mas los toros continúan causando la gran sensación en nuestra buena ciudad.

   Ya el convite recorre las calles los sábados en la mañana; es una especie de marcha triunfal de los hijos de Cúchares. Van a la descubierta los capitanes de la cuadrilla, caballeros en briosos corceles, después los picadores con sus chaquetas de inmensas charreteras, después los capeadores, los locos, y, por último, el carro del sol del circo Orrín.

   La gente sale a los balcones entusiasmada, los muchachos gritan vivas al capitán de la cuadrilla, los aficionados no se cansan de mirar a los héroes del redondel.

   El convite de los toros hace cosquillas a nuestros buenos compatriotas, que en masa, en tropel, se precipitan los domingos al Huisachal o a Tlalnepantla.

CONVITE TAURINO

Revista de Revistas. El semanario nacional. Año XXVII, Núm. 1439 del 19 de diciembre de 1937. Número monográfico dedicado al tema taurino.

    Esto no tiene remedio.

   La fiebre tauromáquica, todo lo invade, todo lo arrolla. ¿Será la voz de la sangre como dicen los taurófilos?

   Y esta apreciación, la de “Juvenal”, también encuentra una especie de continuidad en otro texto, de su famosa columna “Charla de los domingos”, misma que apareció en la edición del 16 de mayo siguiente, pág. 1:

   Digamos francamente que esto ya no tuvo remedio, los toros son entre nosotros una manía irremediable.

   No hay más que ver lo que llaman el convite, los sábados en la mañana. Porque aunque los toros están prohibidos el convite puede pasear la ciudad, que al fin y al cabo, convidar no es torear.

   ¡Cómo sale la gente a los balcones, cómo gritan vivas a los toreros, cómo se animan los semblantes, cómo brilla la alegría en todas las caras, sólo al ver la garrocha del picador o la roja capa del capitán o las plateadas charreteras del primer espada!

   Y los domingos, es un océano de gente el que se desborda a Tlalnepantla o al Huisachal, una interminable fila se wagones parte de la gran plaza a las dos de la tarde, seguida de otra interminable fila de periqueras; en aquellos va la sombra, en estas el sol, y al recorrer las calles de la ciudad gritando van, los taurófilos ciudadanos, y la música que les preside anunciando urbi et orbe que vamos a los toros.

   ¡Al toro!

   Hé aquí la palabra de suprema delicia, que se escucha en boca de esos entusiastas sujetos que arrostran con todos los horrores del tifo, con tal de gritar y batir palmas, tres horas, bajo un sol africano en los inmensos tendidos del Huisachal.

   Allí la gente, sólo habla de Atenco y de Frasquito, de banderillas y espadas, solo lee El Arte de la Lidia ameno periódico, exclusivamente taurino, escrito en el pintoresco e ingenioso lenguaje de Cúchares y de Pepe Hillo.

   Ahora se usa como la más moderna de las suertes en el redondel, dar de beber pulque a los toros, cuando más embravecidos están. El primer espada se coloca delante del cornúpeto, le reta y al entrar la fiera, le presenta una tina de pulque en donde el animal en el furor de la embestida, mete el hocico y sintiendo el fresco del líquido bebe y se lame las fauces, el torero arrodillado delante de su terrible adversario, tiene la vasija un instante, porque apenas vuelta en sí la fiera de la sorpresa, embiste y hay que cortar la vuelta.

   Pero esta suerte embelesa al respetable público, le hace prorrumpir en aplausos, unos tiran cigarros al redondel, otros naranjas, otros monedas, otros sus sombreros, otros sus sarapes. Es un delirio, una locura que parece contagiosa en toda aquella masa de espectadores.

 CONTINUARÁ.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s