ALGUNOS PLANOS DONDE SE UBICAN PLAZAS DE TOROS EN EL SIGLO XIX, EN LA CIUDAD DE MÉXICO. (2 de 2).

ILUSTRADOR TAURINO MEXICANO.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE

   Un segundo plano, bastante confiable es el que incorporó Heriberto Lanfranchi a su ya emblemática obra: La fiesta brava en México y en España 1519-1969, 2 tomos, prólogo de Eleuterio Martínez. México, Editorial Siqueo, 1971-1978. Ils., fots.

   En dicho documento, se comprenden todas aquellas plazas que funcionaron entre 1816 y 1969, año este último en que el autor fijó el límite de las mismas, incluyendo tanto a la del Huisachal, al “Toreo” de Cuatro Caminos como a “La Florecita” que si bien, ubicadas en el estado de México, su cercanía con la capital, en función del crecimiento urbano, ya no significa separarlas del contexto o propósito que persigue esta consideración. 36 plazas, a las que podría faltar la habilitación que en diversos años tuvo el “Palacio de los Deportes” en el cual se celebraron festejos taurinos. Es bueno recordar que la última ocasión en que esto sucedió fue en el año 1987, cuando precisamente se efectuaron corridas de toros para conmemorar los “Cien años de la reanudación de las corridas de toros en el D.F.”, proyecto impulsado por el grupo “Bibliófilos Taurinos de México” con el apoyo de la entonces SOCICULTUR, programa ambicioso de suyo, pues consideró en seis meses de actividad: conferencias, exposiciones, conciertos, funciones de cine, publicaciones así las mencionadas funciones taurómacas.

   Pues bien, para no divagar en estos asuntos, incluyo el plano que Heriberto Lanfranchi realizó con objeto de situar las distintas plazas que hoy son motivo de ubicación.

PLAZAS DE TOROS CD. MÉXICO_1816-1969

Allí están todas las que en la presente relación se mencionan:

PLAZAS DE TOROS CD. MÉXICO_1816-1969_1

    Es bueno recordar que en 1853 funcionó en Tacubaya una plaza de toros, y allí se dieron festejos el 2, 3 y 4 de febrero de aquel año, lo mismo que en otra cercana a la capital, como es el caso de la que se levantó en San Bartolomé Naucalpan. Construcciones efímeras, que apenas dan como para considerarlas. Sin embargo, los registros hemerográficos permiten conocer a detalle lo ocurrido en dichos espacios.

   Pues bien, faltaría un tercer plano, incluido en la muy deseable edición de Artes de México, de su primera época y que dedicó en 1967 al El Toreo en México:

ARTES DE MÉXICO_1967

…que aporta los siguientes datos:

ARTES DE MÉXICO_1967_2

    Entre uno y otro listado aparecen algunas pequeñas diferencias, que dejo para que los lectores e interesados las encuentren y ello permita una mejor realidad de las cosas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ILUSTRADOR TAURINO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s