HOY, 15 DE ABRIL SE CELEBRA EL 116 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE PONCIANO DÍAZ SALINAS.

EFEMÉRIDES TAURINAS DECIMONÓNICAS.   POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE. 

   He aquí una muestra más de la popularidad de Ponciano Díaz.

Va de anécdota. En La Patria Ilustrada del 11 de abril de 1887, p. 3 aparece lo que sigue:

Diálogo entre dos beatas, a propósito de los toros.

   -Si no es posible con tanto entusiasmo por esta bárbara diversión, exclama Doña Petra.

   -Con decirle a usted que en casa, responde Pioquintita, cuando rezamos la letanía, mis nietas responden en vez de Ora Pronobis:

¡Ahora Ponciano!

    Quizá esta sea la primera vez en que se den a conocer en forma concreta datos puntuales que permitan entender el perfil de Ponciano Díaz Salinas (19 de noviembre de 1856-15 de abril de 1899), que como se podrá comprobar, servirán para rememorarlo en el 116 aniversario de su muerte. Se trata, como dicen los economistas, de “datos duros”.

   Tal información, proviene de mi libro inédito:

AHTM_13LdeP

José Francisco Coello Ugalde: “Ponciano Díaz Salinas, torero del XIX, a la luz del XXI. Prólogo de D. Roque Armando Sosa Ferreyro, con tres apéndices documentales de: Daniel Medina de la Serna, Isaac Velázquez Morales y Jorge Barbabosa Torres. México, 1986-2013. Serie: Aportaciones Histórico Taurinas Mexicanas N° 13, Subserie: Biografías Taurinas N° 2. 403 p. Ils., fots., grafs., facs. tablas. (Inédito).

   Allí, en 47 páginas, reúno toda la información hasta ahora localizada sobre sus actuaciones, no sólo en México. También en el extranjero. Los registros se extienden a Estados Unidos de Norteamérica, Cuba, España y Portugal. Como se sabe, Ponciano nació en la hacienda de Atenco un 19 de noviembre de 1856. Respecto a sus primeras actuaciones estas se remontan a fechas tan tempranas que van de 1866 a 1870. Según propias declaraciones del torero “mi primera capa fue un pañuelo, y el teatro de mis proezas infantiles un corral”. Sin embargo fue entre 1870 y 1875 cuando comenzó a presentarse en algunos festejos de los muchos que se organizaron al interior de la hacienda, siempre bajo la égida de su padre, José Guadalupe Albino Díaz “El Caudillo”, quien era a la sazón, uno de los caballerangos de confianza del entonces hacendado José Juan Cervantes y Michaus, dueño de la emblemática hacienda ubicada en el valle de Toluca.

   Para el año de 1876 se integra a una cuadrilla capitaneada por los hermanos José María y Felipe Hernández, hijos de otro de aquellos administradores “in situ”. Me refiero a Tomás Hernández “El Brujo”. Fue el 1° de enero de 1877 en que se presenta formalmente en la plaza de Santiago Tianguistenco, México alternando con José María Reza y Miguel Castro Estevez (espadas); Banderilleros: Juan Cid, Guadalupe Dorazco y Rafael Albarrán. Arrastrador: Macario Lizarra y picadores: Jesús González, Macario González, José Miranda y Salomé Reyes, en la lidia de 6 ejemplares de Atenco.

   El 13 de abril de 1879 y en Puebla, se le concede una alternativa considerada apócrifa (de manos de Bernardo Gaviño y Rueda su maestro), es decir, sin valor. Así se creía hasta que en el curso de mis investigaciones, apareció el cartel de su presentación en Toluca del 1° de junio de 1879, donde el propio Ponciano declara haber recibido la alternativa como sigue: “Habiendo terminado la temporada en la ciudad de Puebla, en donde fui elevado al difícil rango de primer espada…”

   El mejor año para el “torero con bigotes” fue el de 1888, pues actuó en 85 ocasiones. Confirma su alternativa en Madrid, el 17 de octubre de 1889 como podrá comprobarse en el programa oficial que circuló en la capital española aquella ocasión:

AHTM_132PDIII

Colección del autor.

    Ponciano junto con el entonces Gobernador del distrito Federal, José Ceballos se convierten en capitalistas y copropietarios de la plaza “Bucareli”, la cual se inauguró el 15 de enero de 1888. En total, según he venido comentando, Ponciano acumuló 718 actuaciones, 120 de las cuales ocurrieron en la ciudad de México. Enfrentó hasta en 73 ocasiones ganado de Atenco, hecho que se registró en diversas plazas y en cuanto a la que fue su última presentación en público, esta se desarrolló el 6 de marzo de 1899 y por la mañana en el propio coso de Bucareli: Encerrona en la plaza (…) ofrecida por Ponciano Díaz a su ahijado Carlos Moreno. Días antes, la prensa apuntaba que “Ponciano Díaz ha dejado por completo de ser torero y empresario”.

   Su muerte, ocurrida el 15 de abril de 1899, y según lo indica la papeleta de defunción: “Causa de fallecimiento, cirrosis”.

   De Ponciano se pueden conocer diversas expresiones culturales, por ejemplo todas aquellas desplegadas en la poesía, donde justo en otro trabajo de mi autoría, llegué a reunir hasta 73 ejemplos, escritos en vida o en épocas y años posteriores. El trabajo a que me refiero lleva el título:

AHTM_132PDI

José Francisco Coello Ugalde: “Ponciano Díaz íntimo”. México, (1986-2011). Serie: Aportaciones Histórico Taurinas Mexicanas N° 132. Subserie: “Nuevos Compendios para el “Tratado de la poesía mexicana en los toros. Siglos XVI-XXI” N° 8. 144 p. Ils.retrs., fots., grabs, (Inédito)

    Como se habrá podido comprobar, mis investigaciones en torno a Ponciano Díaz se remontan al año de 1985 y hasta nuestros días. Puedo concluir las presentes notas mencionando que es difícil atreverse a decir que los datos reunidos en el libro biográfico de mi autoría sean definitivos, puesto que han seguido apareciendo nuevas informaciones gracias, entre otras cosas a las nuevas herramientas proporcionadas por las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) desplegadas en internet. Sin embargo, el historiador debe ser capaz de delimitar o establecer las fronteras para culminar un trabajo, cualquiera que este sea. En el caso de la presente investigación, afirmo que encontrándose lista para la imprenta, posee una información muy completa, aderezada de imágenes poco conocidas que lo hacen atractiva de suyo.

   Termino incluyendo dos imágenes, una que tiene que ver con la exhumación de sus restos, ocurrida en los primeros días del mes de abril de 1994, y donde aparece el mausoleo que su hermano José erigió en el Panteón del Tepeyac. La otra, corresponde a uno de los incontables homenajes que se realizaron en el Panteón de Santiago Tianguistenco (“Rotonda de los Hombres Ilustres”), sitio donde se depositaron los restos del torero. Allí puede observarse a varios de los descendientes que se reunieron para recordarle en otra fecha más de su deceso. La imagen corresponde al 12 de abril de 1997.

AHTM_132PDI

Fotografía tomada por el autor en el panteón del Tepeyac, D.F. Abril de 1994.

 AHTM_132PDII

Fotografía tomada por el autor en la “Rotonda de los hombres ilustres”. Panteón Municipal de Santiago Tianguistenco, México el 12 de abril de 1997.

   De nuevo resuenan todas las voces unidas en un solo grito: ¡¡¡Ora Ponciano!!!

   Aprovecho esta oportunidad para solicitar entre los descendientes u otras personas la información o ubicación de otros materiales(impresos, fotografías, manuscritos, grabados, caricaturas, versos…) que hasta hoy se mantienen inéditos sobre Ponciano Díaz. En ese sentido, podrá enriquecerse aún más la visión del diestro atenqueño. Cualquier información, pueden hacerla llegar al autor de los presentes textos al siguiente correo: josecoello1962@hotmail.com.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EFEMÉRIDES TAURINAS DECIMONÓNICAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s