ARCADIO REYES, NO ES EL BANDIDO QUE IMAGINÓ ALTAMIRANO…

MINIATURAS TAURINAS. 

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE. 

ARCADIO REYES, NO ES EL BANDIDO QUE IMAGINÓ ALTAMIRANO. ES EL TORERO DE A CABALLO MEJOR CONOCIDO COMO “EL ZARCO”

   Arcadio Reyes, siguiendo las líneas de Ignacio Gadea y Ponciano Díaz, extiende ese quehacer campirano mostrando la tauromaquia mexicana a caballo, para cabalgar lo mismo en territorios urbanos que rurales, impregnándole ese aire majestuoso como queda demostrado en esta albúmina, que por cierto corresponde al día de su despedida en la plaza de toros “México” de la Piedad. Corría el año de 1902. Puede adivinarse en Arcadio a un hombre maduro, que ha soportado una larga trayectoria, convertida en uno de los gustos de la existencia que es hacer lo que más gusta a uno en la vida, pero que la vida no siempre no es eterna. ARCADIO REYES_EL ZARCO

Arcadio Reyes “El Zarco”, uno más de los compañeros de andanzas de Ponciano Díaz, llegó a picar toros y a dominar la suerte de banderillas a caballo como su contemporáneo, el espada de Atenco. Brilló “El Zarco” entre los últimos tres lustros del XIX y los dos primeros del XX.

Fuente: “LA FIESTA” Nº. 192, del 25 de noviembre de 1948.

    “El Zarco” parece arrancarle el mismo alias al azote de la región de Yautepec, el bandido y protagonista principal que imaginó Ignacio Manuel Altamirano para su célebre novela del mismo nombre. Afortunadamente nuestro “Zarco” es este respetuoso señor que porta un traje con mucho estilo, rematado por un sombrero de amplios vuelos, galoneado, elegante y profusamente bordado. La ocasión de salir a la plaza ameritaba eso y más.

   La silla de montar no tiene mayores complicaciones. Con su dedo meñique lleva el mando de la rienda, por lo que el caballo no se mostró nervioso a la hora de la foto. Estribos vaqueros de cuero, los de costumbre en un buen charro y como todo está listo, pues a salirle al toro para colocarle ese primer par.

   La curiosa fotografía nos muestra a este charro que brillo también en ruedos peruanos, al lado de Diego Prieto “Cuatro dedos”, picador en otros tiempos también, y quiso seguirlo haciendo, luego de su reciente despedida, lo que ocurrió probablemente en la siguiente ocasión:

PLAZA DE TOROS “MÉXICO”, D.F.

Domingo 8 de marzo de 1903. Corrida extraordinaria en honor de los marinos españoles de la NAUTILUS.

8 toros: 4 de Carreros y 4 de Santín.

Siendo uno rejoneado á la usanza española por el popular José Bayard “Badila”, otro picado y banderilleado a caballo por el valiente Arcadio Reyes, cuyos dos toros serán estoqueados por el aplaudido novillero Antonio Haro “Malagueño”.

Matadores: Carlos Borrego “Zocato”, Antonio Reverte Jiménez y Manuel Jiménez “Chicuelo”.

Estado de conservación: Regular. Tiene una hermosísima cromolitografía.

Imprenta: Tip. Rivero & Grinda. (19.5 x 43 cms.)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo MINIATURAS TAURINAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s