ARREMETE DE NUEVO EL PVEM CONTRA LOS TOROS.

EDITORIAL. 

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE. 

   La nota que ha salido publicada el día de hoy, nos deja ver con toda claridad los firmes propósitos que trae entre manos ese partido “veleta”, es decir el Partido Verde Ecologista de México (PVEM, por sus siglas), una representación política ensoberbecida, la cual al haber ganado un posicionamiento que se afirma en la cámara de diputados, y con el respaldo del hermano mayor, el Partido Revolucionario Institucional (PRI, por sus siglas) se siente en la necesidad de poner en marcha iniciativas como las que se anuncian en los siguientes términos:

ARREMETE DE NUEVO EL PVEM_21.06.2015

Disponible en internet, junio 21, 2015 en:

http://altoromexico.com/2010/index.php?acc=noticiad&id=22880

   El PVEM demuestra no tener ninguna autoridad moral ni tampoco ninguna vergüenza al respecto de un tema que bien podría ser de su competencia si lo atendiera desde otros ángulos, ya que existe una agenda de prioridades de mayor calado, siendo el actual cambio climático una de ellas, pues con semejante conflicto a nivel mundial, su trabajo podría ser el de generar iniciativas de estudio y análisis para contener ese lastre, particularmente en el territorio nacional en su conjunto, lo que de paso permitiría sentar las bases para que, dentro del contexto del “campo mexicano” en lo general, y del “campo bravo” en lo particular, las ganaderías dedicadas a la crianza del toro de lidia pasaran a formar parte de esa protección. Pero intentar promover lo que pretenden, me parece poco ético, y lo digo así pues luego de la monserga que representó largos seis meses de escuchar o ver una campaña política, esta representación política en lo particular, y como decimos en México, “enseñó el cobre” en diversas propuestas que no corresponden con los principios éticos de un partido que en todo momento se ha convertido en el aliado de las grandes fuerzas, y en esa alianza, ha logrado ganar espacios y terreno, al punto de ostentar a punta de una soberbia inaceptable, sus “logros”. Lo único bueno que obtuvo fue convertirse en la segunda fuerza en la Cámara de Diputados, lo que significará el riesgo de que tomen decisiones entre 105 y 116 diputados, frente a los 114 que están a punto de ceder la estafeta a ese otro nuevo grupo.

   Durante la campaña, además de ser el partido político más multado, dejó evidencia de una ideología que ofende a la mayor parte de los ciudadanos, pues insisto, sus principios ideológicos hoy día se encuentran tan alejados de retomar en serio, eso sí, compromisos fundamentales de un mundo que avanza sin ningún equilibrio, al grado de que apenas hace unos días el propio pontífice, Francisco divulgara su encíclica Laudato si (Alabado seas, sobre el cuidado de la casa común) en la cual advierte, como apunta Bernardo Barranco: “los gravísimos problemas del medio ambiente hace responsable al sistema económico mundial de llevar a la humanidad al borde del colapso, por carecer de sustento ético. La voracidad del capitalismo de mercado y del dios dinero están llevando a la humanidad también a la contaminación del alma del ser humano y la corrosión de su espíritu” (La Jornada, México, D.F., del jueves 18 de junio de 2015, “Sociedad y Justicia” p. 35).

   Tamaña tarea es la que debe hacer suya el PVEM y no entrometerse en asuntos que, de continuar, le van a conferir un incremento de rechazo y repudio como el que ya tienen ganado de muchos años atrás. El PVEM desvió sus principios originales y ahora se encuentra enquistado en el poder, y desde su poder que lo puede tener en el fundamento económico va a comenzar a poner en práctica este tipo de campañas que, conforme avance el tiempo buscarán que crezca su radio de influencia, y hasta es posible que terminen respaldadas por los grupos que normalmente han venido oponiéndose a las corridas de toros, al amparo de una ideología que se ostenta desde la idea de que los toros son un espectáculo donde se practica la tortura y la barbarie, por lo que no pueden pervivir en un mundo que hoy muestra novedosos principios ideológicos impulsados, en lo fundamental, por el neoliberalismo. Nosotros, los taurinos, estamos conscientes de que dicha representación tiene una fuerte carga de elementos rituales que conducen al toro hacia su sacrificio y muerte, pero con ello estamos aduciendo una serie de elementos que persisten como puesta en escena en unos momentos en que su esencia está siendo rechazada por nuevas creencias sociales, y en ello el fomento de la violencia que algunas instituciones o grupos aducen, nos parece la forma más aberrante de descalificar al espectáculo taurino, como si este fuera fuente de la violencia social, sobre todo donde las niñas, los niños o los adolescentes son tomados como blanco perfecto de esa “deformación”. Si no, vean lo que viene a continuación.

   Al unísono de este anuncio, ya está circulando también, por parte de la UNICEF el documento denominado “Comité de los Derechos del Niño. Observaciones finales sobre los informes periódicos cuarto y quinto consolidados de México”, en cuyo numeral 30 se encuentran contenidas varias observaciones, pero sobre todo recomendaciones entre las que destacan la que aparece en la sección “Derecho de niñas y niños a una vida libre de toda forma de violencia” en cuyo inciso “d” se indica:

El bienestar mental y físico de niñas y niños involucrados en entrenamiento para corridas de toros y en actuaciones asociadas a esto, así como el bienestar mental y emocional de los espectadores infantiles que son expuestos a la violencia de las corridas de toros”.

   En el siguiente numeral, el 32, vuelve a recomendar que

A la luz de sus observaciones generales N° 8 (2006) sobre el derecho del niño a la protección contra los castigos corporales y otras formas de castigo crueles o degradantes y N° 13 (2011) sobre el derecho del niño a no ser objeto de ninguna forma de violencia, el Comité insta al Estado para adoptar, a nivel federal y estatal, leyes y políticas integrales para prevenir y sancionar toda forma de violencia y proteger y asistir a niñas y niños víctimas. El Estado parte también debe:

Inciso “g”: Adoptar medidas para hacer cumplir en lo relacionado a la participación de niñas y niños en el entrenamiento y actuaciones de corridas de toros como una de las peores formas de trabajo infantil, y tomar medidas para proteger a niñas y niños en su capacidad de espectadores, creando conciencia sobre la violencia física y mental asociada con las corridas de toros y el impacto de esto sobre niñas y niños.

   En la lectura inicial de este documento, el Comité que intervino en la serie de opiniones y recomendaciones se ocupa de infinidad de los asuntos que podrían considerarse como problemas sensibles: desapariciones forzadas, derechos de las personas con discapacidad, abolir la pena de muerte, la misma Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. También analizaron cómo eliminar la Discriminación, el derecho a una educación de calidad, la prevención del embarazo adolescente, los derechos humanos y desde luego todo aquello que involucra al Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, impulsado por el actual gobierno.

COMITÉ DE LOS DERECHOS DEL NIÑO

   La atención que la UNICEF haya puesto en estos puntos clave, que deciden en buena medida el futuro de la infancia y adolescencia mexicana, es plausible en la medida en que desde organizaciones internacionales como este derivado de las Naciones Unidas, atienden la llamada “Convención sobre los Derechos del Niño”, lo cual significa garantizar futuras generaciones que vivan al margen de todos esos conflictos que una sociedad multifacética como la nuestra no garantiza, debido al hecho de que se ha producido una disolución social provocada por diversos factores, que pueden ir desde la falta de fuentes de trabajo, hasta el de las garantías de una educación a lo largo de los años de estudio a nivel primario o secundario, y cuyas fallas provienen de una falta de atención por parte de la propia Secretaría de Educación Pública, o del escaso fomento cultural que promueve el estado a través de su representación principal: CONACULTA, maravillosa institución pero que manteniéndose de un limitado presupuesto apenas puede impulsar sus proyectos que solo llegan a escasos sectores de la sociedad, pero no a la mayoría, como es o sería deseable. Si el estado atendiera estos y otros problemas prioritarios de suyo, quizá tendríamos un índice de menor delincuencia organizada, mayores niveles educativos, mejores condiciones laborales. Pero cuando todo esto falla, no solo son los jóvenes, o los adultos mayores quienes buscan un ingreso, una retribución, sino que también los niños deben unirse a resolver ese conflicto interfamiliar, lo que los lleva a desviar en muchas ocasiones sus destinos. O los embarazos no deseados, que son problemas que pueden destrozar ya no solo a la pareja, sino a la adolescente que deberá cargar con un “delito”, justo hoy que la cultura del sexo seguro se encuentra más que divulgada, pero que no todos conocen a la hora de asegurar que los riesgos no se hagan presentes.

   Por estas y otras  muchas razones, creo que ocuparse de un punto en el que el tema de los toros “motivo de preocupación y recomendaciones” se consigne aquí, tal cual pareciera porque este espectáculo fuese una fuente segura en el aliento de la violencia, sobre todo entre las edades que corresponden a la infancia y la adolescencia. Con seguridad deben existir estudios científicos –que no especulativos- previamente realizados, con las conclusiones del caso que determinan lo riesgoso que puede resultar la presencia infantil o de adolescentes en las plazas, pues ese ambiente genera o despliega un síntoma de violencia del que ya no podrán desprenderse esos “chavales” que quedarán corrompidos por el resto de sus vidas.

   Cuando la serie de propuestas como las planteadas aquí provienen de instituciones internacionales o de grupos políticos nacionales su “arremetida” puede ser irreversible. En todo caso, los taurinos debemos estar preparados para argumentar con elementos de peso, de valor y circunstancia todo aquello que no se corresponde con los planteamientos venidos desde aquellas instancias y que hoy parecen estar dispuestas a “embestir” frontalmente contra los toros, como espectáculo. Ya vemos que su finalidad es debilitar sus estructuras. Buscaremos dar cara con los elementos que nos confiere nuestro derecho de defender la fiesta de los toros como un patrimonio, como un legado que debe ser protegido, pues desde nuestra mirada y reflexión parece no tener los elementos que aducen esas instituciones, y en todo caso, son las niñas, niños y adolescentes elementos que se toman como “blanco” para entrar en debate. Pero son ellas, las niñas, los niños y los adolescentes en su conjunto elementos que, como muchos otros que como nosotros, y habiéndonos formado desde esas edades al acudir a los toros, hoy podemos decir que no nos constituimos como lo que dicen que somos, ni como lo que dicen que pueden ser estas generaciones vulnerables si son otros los elementos o fuentes de infección en “su” mentalidad, lo que los puede deformar nada más lleguen a su etapa adulta, lo cual es inconcebible desde el territorio taurino.

BUSCARÁN IMPEDIR ENTRADA A MENORES DE 14_22.06.2015

Disponible en internet, junio 22, 2015 en:

http://altoromexico.com/2010/index.php?acc=noticiad&id=22890

P.D. Y si el “Partido Verde” va a dar la lucha, nosotros la daremos también, demostrando que sus argumentos, donde predomina esa insistencia de que al o a los niños o adolescentes que asisten a las corridas de toros, e incluso participan en dichos festejos, esto genera la confusión de verlos convertidos en asesinos en potencia, pues semejantes condiciones en la plaza pueden ser capaces de deforman sus valores de construcción mental. Por lo tanto, de todo lo anterior conviene que eso no solo ocurra en las plazas de toros. Ya ven, cómo ha crecido la violencia en los estadios de futbol, adonde acuden infinidad de niños y adolescentes, por mencionar un deporte de masas, donde conviven familias enteras, y es desde ese núcleo familiar de donde provienen infinidad de niñas, niños y adolescentes que también están en derecho de acudir a un partido. En fin, como ya se ve, el “Verde” ni tardo ni perezoso ha retomado los temas que quedaron pendientes en la agenda, hasta antes de la campaña política. Ahora que ya están reposicionados, y se sienten incluso “envalentonados”, han puesto a funcionar la maquinaria más dura que terminará decidiéndose en las propias cámaras, pues es un tema que no van a soltar, pero que como las malas obras –les recuerdo el abandono que hubo para con los animales participantes en los circos, y donde todo parece indicar, no tuvieron el menor sentido común de atender tan delicado asunto-, hoy intentan desmembrar las estructuras taurinas con un tema que si bien podría ser confundido con un chantaje sentimental, tiene de fondo múltiples aristas por analizar y discutir.

21 y 22 de junio de 2015.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EDITORIALES 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s