PLAZAS DE TOROS: ESCENARIOS PARA LOS GRANDES ACONTECIMIENTOS EN EL ÁMBITO DE LAS CIUDADES. (VI).

CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO EXHUMADAS HOGAÑO. 

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

MÁS SOBRE LA PLAZA DE TOROS BUCARELI…, Y OTRAS.

BUCARELI01

Espléndida imagen que nos muestra el interior de la plaza de Bucareli (ca. 1888).

Col. del autor.

   La segunda corrida, efectuada el domingo 22 de enero de 1888 (que coincide con el nacimiento del gran RODOLFO GAONA), el resultado no fue favorable para Ponciano, pero sí para los evolucionistas, que se regodearon por lo ocurrido. La fortuna le dio la espalda al atenqueño quien estuvo bastante deslucido, desilusionándose sus partidarios que no pudieron remediar su estado de ánimo en la tercer corrida, en la que el fracaso fue la nota del festejo. Se argumentaba que por el mal tiempo las cosas no marcharan bien, aunque en la plaza COLÓN hubo una buena entrada, mientras que en BUCARELI, apenas se veían algunos seguidores del “torero con bigotes”.

   Dichas condiciones pusieron en tela de juicio el papel de Ponciano que se justificó hasta el extremo de apuntar en EL ARTE DE LA LIDIA, que por las condiciones del ganado no era posible lograr gran cosa. “Ponciano tiene que dar en su plaza otras muchas corridas con toros de acreditadas ganaderías que reúnan las condiciones necesarias, y si con estas no cumple, entonces con justicia se le criticará”.

   Una crítica razonada y lógica, fue la que emitió EL PARTIDO LIBERAL, con su cronista CAPITA quien escribió:

Después de haber asistido a las siete corridas que ha dado la excelente cuadrilla de Mazzantini en COLÓN, tuve la pésima humorada de ir el último domingo a la corrida que hubo en BUCARELI. Me arrepentiré una y mil veces de haber tenido tan malhadado gusto.

   Yo creía que con la venida al país de toreros de verdad, Ponciano y su cuadrilla procurarían adelantar el arte que tratan de ejercer; pero nada, van como el cangrejo; y esto es debido a que Ponciano en medio de tantas cualidades como le adornan, tiene el defecto de creer en las adulaciones de sus amigos, que piensan que el diestro se eleva con sus alabanzas y lo que hacen es perjudicarle.

F1664

La crítica fue muy dura hacia Ponciano, sobre todo al calificársele como torero de a pie… Col. del autor.

   Ponciano a caballo es escultural. Laza, colea y pone banderillas, sin descomponerse; siempre adornado; siempre estético; siempre simpático, atrayéndose las miradas y las palmas; pero a pie en el redondel no quisiera verlo. Me da tristeza que con tanto valor y serenidad como tiene, no tengamos la esperanza de poder decir más tarde: aquí tenemos un torero como el mejor de España (…)

   Con capacidad aproximada para 10,000 espectadores se levantó en lo que hoy es Bucareli, Barcelona y 7ª de Abraham González. Desapareció en julio de 1899. Fueron célebres varias temporadas sostenidas por Luis Mazzantini. Cinco meses más tarde y, a poca distancia se estrenaba la plaza “México” de la Piedad (hoy Av. Cuauhtémoc, entre Álvaro Obregón y Guanajuato), también de madera, por lo que su existencia se garantizó hasta 1914 en que fue derribada.

   Años antes, la plaza de San Rafael fue inaugurada el 20 de enero de 1887. Colón y Paseo el 10 de abril; Coliseo el 18 de diciembre, también de 1887. Bucareli, 15 de enero de 1888. Ese mismo año, Ponciano Díaz quien era dueño en sociedad con José Cevallos de la de Bucareli, estrena otra plaza más en la Villa de Guadalupe. Y, aunque de menor trascendencia, en el barrio de Jamaica se instaló la plaza Bernardo Gaviño. Se sabe que hubo una más por el rumbo de Belem. Como es de notarse la efervescencia del toreo creció notablemente y las plazas surgían casi como hongos en la tierra. Claro que de las plazas aquí reseñadas (a excepción de Bucareli 1888-1899) no resistieron más que las broncas despiadadas por males tardes o la inclemencia del tiempo, puesto que solo eran levantadas con madera. Años más tarde, y tras la prohibición de 1890-1894, las plazas de Tacubaya, Mixcoac, y una improvisada en Tlalpan, junto con la de Ponciano Díaz -ya en propiedad de la empresa J. Ibáñez y Cía.- siguieron programando espectáculos.

100_6358

Cartel que corresponde a la tarde del 1° de enero de 1889. En tal ocasión se lidiaron 4 toros de Ortega por Antonio Mercadilla y Atenógenes de la Torre. Col. del autor.

   Por último, echemos un vistazo a las plazas que han funcionado en este siglo XX, del que vivimos su fase terminal:

Chapultepec (1902-1908)

La Cima (1905)

Córdoba (1906-1910)

El Toreo (1907-1946)

Rodolfo Gaona (1912-1924)

Chapultepec “La Lidia” (1923-25)

Plaza-circo México (1924-1927)

De la Rosa (1925)

Merced Gómez (1925-1942)

Vista Alegre (1933-1940)

Ford (1939-1940)

El Potrero (1940)

Rancho del Charro (1942)

La Morena (1943-1952)

El Condado (1945-1953)

Plaza México (1946)

El Cortijo (1950-1955)

   Algunas otras localizadas:

Plaza de toros de Tacuba (Hacia los años 20).

Lienzo y plaza “Félix Guzmán” de la Col. Vallejo (años 40).

Plaza de toros “XOCHIMILCO” (años 20, así como en la actualidad).

Plaza de toros “Antonio Velázquez” del restaurante CHUCHO ARROYO.

CONTINUARÁ.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s