LA “ENCERRONA” DE HILDA TENORIO.

EFEMÉRIDES TAURINAS MEXICANAS DEL SIGLO XXI. 

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

   Como ya se sabe, el próximo 15 de mayo, Hilda Tenorio materializará una gesta: encerrarse con seis ejemplares de Brito. Tal aspecto, privativo entre los toreros ha sido, a lo largo del tiempo, una demostración de capacidades en al menos, dos sentidos. Uno, con el que se demuestra el grado de madurez al que puede llegar un matador de toros en su carrera, lo que supone encarar hazañas de tal naturaleza. Y el otro, para corroborar hasta qué punto el estado físico del aludido se encuentra para soportar tamaña responsabilidad. Sin embargo, lo particular del caso es que sea una mujer la que se convierta en protagonista de la que también ya puede considerarse como una efeméride.

   Y es que en nuestro país, la presencia femenina aunque bastante menor, ha tenido capítulos que sumados, pueden convertirse en un compendio de información muy pero muy interesante. Tal es el caso de un trabajo de mi autoría: “Las Nuestras. Tauromaquia mexicana con toque femenino (Desde los siglos virreinales y hasta nuestros días)”, donde en 352 páginas, 30 capítulos y tres anexos intento abarcar buena parte de los registros que la historia ha proporcionado al respecto. Allí se encuentra mencionado el nombre de la primera torera registrada: Ana María de Guadalupe y Nava Castañeda, quien en un documento de 1725, se identificaba asimismo como “Torera”, oficio con que el que aparece tal declaración en unos folios ubicados en el Archivo General de la Nación, aunque no hay más datos al respecto. De corroborarse su protagonismo en algún tipo de celebración o interviniendo directamente en fiestas de toros, ello permitiría entender que la presencia femenina, aunque de alguna manera estaba limitada por razones de género, cabría aquí la confirmación de que la Nava y Castañeda se convierta en la primera torera en la Nueva España, por lo menos a partir de estos registros. Para la época a que me refiero, la práctica del toreo estaba detentada por los hombres quienes, más a caballo que a pie desempeñaban las diferentes suertes que se realizaban por entonces. Casada con un albañil debe haber sido en todo caso el tipo de personaje que intentaba colocarse en términos marginales lo cual no le permitía demasiada libertad de movimiento, misma que se debe haber dado en medio de condiciones rigurosamente fijadas por los estamentos taurinos de entonces. Antes, en 1640, y como una mención especial, hubo otra mujer, escritora, quien escribió una importante obra cuyo título es: Fiestas de Toros, Juego de Cañas, y alcancías, que celebró la Nobilísima Ciudad de México (…) año de 1640. En celebración de la venida a este Reino, del Excmo. Sr. D. Diego López Pacheco, Marqués de Villena. Ella, su autora fue Doña María de Estrada Medinilla.

   En el siglo XIX, son varias las mujeres toreras que alternaron en diversas ocasiones con otros tantos diestros. Tal es el caso de Guadalupe Luna Lupe la Torera, Teresa Alonso, Manuela Gómez, Victoriana Sánchez, Dolores Baños, Soledad Gómez, Pilar Cruz, Refugio Macías, Ángeles Amaya, Mariana Gil, María Guadalupe Padilla, Carolina Perea, Antonia Trejo, Victoriana Gil, Ignacia Ruiz La Barragana, Antonia Gutiérrez, María Aguirre La Charrita Mexicana y desde luego las españolas Ignacia Fernández La Guerrita, así como Dolores Pretel Lolita y Emilia Herrero Herrerita. Ambas encabezaron la famosa cuadrilla de Señoritas toreras que levanto furor entre fines del XIX y comienzos del XX.

   No puedo dejar de mencionar a Concha Salata y alguna más, que toreaba por Guadalajara haciéndose llamar María la Torera, esto en la séptima y octava décadas del XIX.

   A lo largo del siglo XX, hay otros nombres: Juanita Cruz, María Cobián La Serranita y también Conchita Cintrón que fueron “ídolos” en su momento. De igual forma, Juanita Aparicio, Patricia Mc Kormick… hasta llegar a nuestros días con Raquel Martínez, Maribel Atienzar, Claudia Belmont, Mónica Serrano… Cristina Sánchez, Mary Paz Vega, Lupita López, Marbella Romero e Hilda Tenorio. Varias de ellas de origen extranjero encontraron apoyo en este país actuando en diversas ocasiones. Hoy, el caso de Hilda Tenorio y luego de revisar las fuentes apropiadas del caso, me lleva a concluir que su próxima reaparición en Tepotzotlán, se convertirá en definitiva, en la primera “encerrona” protagonizada por una mujer. Celebró de antemano este acontecimiento, con lo que nos viene a demostrar la enorme afición que ha consistido en una resistencia que no solo ha sido superar las rehabilitaciones y cornadas, sino el solo hecho de que no ha desistido en su intento de defender a ultranza su “parcela” misma que ahora comprueba con esa actuación en “puerta”. Ya los carteles de tan esperada presentación, comienzan a aparecer por las calles del también considerado “Pueblo mágico” de Tepotzotlán. ¡Suerte matadora!

12932845_1167773323253426_6770071914219273906_n

   Y qué tal si para cerrar estas notas, un poema de Elia Domenzáin publicado en 2002:

AL TOQUE

 Al toque del clarín de un cielo andaluz,

me transporto elevada sobre cuarenta mil voces

del olé mántrico gritándole a Dios.

 

Al vuelo en el ruedo, las tus luces del terno,

me brindan ilusiones y promesas

de viajar en tu faena.

 

Me tientas,

me burlas,

me seduces,

me dominas

y con los ojos clavados en el fondo del mirar,

me citas a torearme en la danza de jadeos,

me ventilas capotazos airados de estupor.

 

Muda y mansa en la sombra,

brava y tora en el sol,

me someto a tus ojos

sin intuir el puyazo,

ni sospechar la traición.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EFEMÉRIDES TAURINAS DEL SIGLO XXI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s