¿DESPUÉS DEL ESTADIO “AZUL” SEGUIRÁ LA PLAZA “MÉXICO”?

EDITORIAL. 

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE. 

   Hace apenas unos días circuló esta nota por internet:

CRUZ AZUL LE DICE ADIÓS AL ESTADIO AZUL

Disponible en internet agosto 5, 2016 en:

https://deportes.terra.com.mx/futbol/liga-mx/cruz-azul-le-dice-adios-al-estadio-azul-podria-jugar-en-el-azteca,12239c160c84cf6e0dcc695ba6dee56a14os0tuf.html

El complemento de la nota vino en esta otra:

ESTADIO AZUL SERÁ  DEMOLIDO EN 2018

Disponible en internet agosto 5, 2016 en:

http://deportes.televisa.com/futbol-mexicano/2016-08-04/oficial-estadio-azul-sera-demolido-2018/

   De lo anterior se deducen infinidad de especulaciones, pues con lo visto hasta aquí se da por hecho que el inmueble ubicado junto a la plaza de toros “México”, desaparecerá en 2018 a cambio de convertirlo en un espacio donde se levantará un hotel, así como un centro comercial.

   Tanta especulación inmobiliaria como se viene dando de unos años para acá en la propia ciudad de México hace de casos como el que se refiere, un apetitoso banquete de opciones para cambiar el giro en el uso de suelo, por lo que lo visto hasta aquí causa verdadero temor de lo que podría suceder con el predio de la plaza “México”, de la que para los constructores no deberá interesarles la obra, sino el terreno. Sin embargo, y a raíz de que han sucedido comportamientos misteriosos, sin que tengamos hasta la fecha una idea clara sobre qué sucederá con el coso, valgan aquí varias anotaciones de lo que se ha venido acumulando hasta el momento.

   Sólo para terminar con asuntos relacionados con el destino de la plaza, se dicen tantas cosas que van de cercenar el tendido general (sol y sombra), de techar lo que reste del recinto y con las modificaciones que resulten, adecuar los espacios a nuevos usos. El inmueble hoy día requiere un mantenimiento mayor, pues sus condiciones como obra muestran abandono, puntos muy claros donde hay desprendimiento, fractura y demás aspectos que la ingeniería civil tendría que atender. Los tendidos originalmente desplegados en ese gigante de cemento, contaban entre otras condiciones de confort con la de la isóptica, es decir aquella razón en la que sentarse en cualquier punto del tendido (numerado o general) significaba apreciar los acontecimientos en el ruedo con una visión muy clara de las cosas. Hoy en día, y bajo las alteraciones a la obra original, se perdieron esas virtudes. Los baños, de mujeres y hombres son auténticas pocilgas y requieren una puesta al día, de conformidad con los reglamentos que deben aplicar en esos casos.

   Durante los últimos festejos que se celebraron a comienzos de este 2016, el espacio previo a la entrada a los tendidos estaba convertido en un auténtico mercado, es decir, deben haberse autorizado infinidad de permisos para permitir el comercio de alimentos, bebidas y hasta de artesanías, libros y otros objetos. Esperamos se regule y se ponga orden incluso a la distribución en pasillos más apropiados. De lo anterior se desprende la pregunta que se mantiene en el aire desde hace muchos años: ¿Cuándo habrá un museo de sitio en la propia plaza de toros “México”?

   Y luego, todo lo relacionado con el hecho de quién o quiénes manejarán las riendas de la plaza, también sigue siendo hasta ahora todo un misterio. Se mencionan nombres como los de Alberto Bailleres, Xavier Sordo Madaleno como nuevos propietarios y accionistas de la empresa (no dueños, el dueño actual sigue siendo Antonio Cosío) con el apoyo de Mario Zulaica y Mario del Olmo. Se dice también que la temporada de novilladas, que ya tendría que estar muy avanzada en estos momentos, comenzará a finales de agosto, con festejos que se celebrarán los sábados por la noche, incluyendo algunos domingos, todo con objeto de cumplir con lo establecido por el reglamento y así poder obtener el Vo.Bo. para la celebración de la próxima temporada grande 2016-2017.

   Estamos ayunos de información concreta, y ya es momento como para que se diga “esta boca es mía” en términos de oficializar y materializar una temporada indispensable, pues de ello depende que no pierda una generación más de novilleros, que los debe haber y todos muy dispuestos a enfrentarse al destino como lo dispone la tradición. Creo incluso, que se liberarán una serie de circunstancias en que las ganaderías “favoritas” dejen de serlo para que contemos con un abanico de posibilidades que contenga propuestas como las de encierros venidos de otras tantas dehesas que por años no se les ha visto por aquí. Incluso, de ser necesario, los taurinos estamos dispuestos a poner en marcha un proceso de modificación tendiente al hecho de que se requiere de una nueva tauromaquia, renovada, puesta al día, y de acuerdo a ciertos principios elementales que permitan eliminar aspectos que hoy día no solo cuestionan los antitaurinos, sino los propios taurinos que se saben conscientes de esa adecuación pertinente. Es necesario por tanto un trabajo conjunto, de todas las partes y de todos aquellos que quieran involucrarse con propuestas, pues contamos con ellas y podemos sentarnos a discutir con vistas a mejorar un espectáculo a la baja. ¿Cuándo comenzamos?

6 de agosto de 2016.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EDITORIALES 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s