HACE 163 AÑOS NACIÓ EL PERIODISTA TAURINO EDUARDO NORIEGA “TRESPICOS”.

EFEMÉRIDES TAURINAS DECIMONÓNICAS. 

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

retrato-a-lapiz-de-eduardo-noriega

Retrato de Eduardo Noriega “Trespicos”, publicado en El Puntillero. Semanario de toros, teatros y variedades, T. I., N° 12, del 5 de agosto de 1894, p. 2.

   Ayer, 4 de octubre para ser más precisos, se cumplieron 163 años del nacimiento del reconocido periodista Eduardo Noriega “Trespicos”. (Ciudad de México, 4 de octubre de 1853-6 de febrero de 1914). Fue autor, entre otras obras de Geografía de la República Mexicana (1898); La primera carta y El mejor diamante, ambas obras en monólogo original escrito en verso (1900); Versos: Primaverales, Otoñales, poemas: Leyendas (ca. 1900); Atlas miniatura de la República Mexicana (1902), así como de La República Mexicana según el Nuevo diccionario de geografía universal por Vivien de St. Martín (1904).

   Según el semanario El Puntillero, el cual se publicó durante el año de 1894 en la ciudad de México, Eduardo Noriega:

Oía hablar mucho de Bernardo Gaviño, (Ignacio) Gadea, José Gavidia (a) Media luz, y sobre todo de las banderillas de fuego, y esto era suficiente para que estuviese inquieto y vamos, que según sé, los domingos y días festivos ni comía por ir a rondar la antigua plaza del Paseo de Bucareli.

   Esto pasaba por el año de gracia de 1864, según apuntaba Pajarito, el autor de esta reseña con la que hoy recordaremos a este interesante personaje.

   Estando prohibidas las corridas, la plaza del Paseo Nuevo se mantuvo en pie hasta 1873 en que fue desmantelada. Sin embargo, no faltaron algunos festejos organizados en forma diríase que clandestina y en uno de ellos, celebrado en 1868 Carlos tuvo oportunidad de echar capa.

   Y “Trespicos”, ávido de alentar su creciente y declarada afición a los toros, tuvo oportunidad de desplazarse a sitios como Toluca, Puebla, Cuautitlán, a donde llegaron a celebrarse en forma más o menos frecuente.

   Donde había corrida de toros, estaba por fuerza “Trespicos”.

   La segunda vez que toreó fue en Tlalnepantla siendo espada Fernando Córcoles y banderillero nuestro biografiado; tanto en el Paseo Nuevo como en Tlalnepantla, los festejos fueron de carácter benéfico.

   También hizo suyas las suertes de colear y lazar, por lo que se integró al Club Hípico formado entre otros por Javier Sorondo, Lauro Aranzivia, Jacobo Sánchez y otros personajes de su época, mismos que acudían con frecuencia a un rancho inmediato al barrio de los Ángeles, en esta misma ciudad de los Palacios.

   Para el año de 1885 fue invitado por Don José Barbier para que se encargara de escribir las “revistas” o crónicas para el periódico La Voz de España. Y no solo aceptó sino que en cada una de ellas mostró sus amplios conocimientos en el arte tauromáquico.

   En El Puntillero se afirmaba algo importantísimo: [Que Eduardo Noriega] ha sostenido tanto en lo privado cuanto en lo público que entre el arte y el negocio debe haber siempre, independencia absoluta y una prueba de ello es que sobre esto discutió con algunos periódicos que se publicaban en la Capital.

   A partir del 4 de septiembre de 1887 publicó por primera vez La Muleta, periódico taurino que se mantuvo hasta febrero de 1889, reuniendo a una importante plantilla de colaboradores como Carlos Cuesta Baquero, Juan de Dios Peza, Vicente Morales, al inigualable José P:P. García, quien hizo de cada cromolitografía una auténtica obra de arte, sin que faltaran las apreciaciones del propio Eduardo Noriega.

cabecera-la-muleta_27-11-1887

Cabecera de la no menos importante publicación semanaria La Muleta, de la que fue su director Eduardo Noriega Trespicos. Col. del autor.

   Trespicos fue en su momento Vicepresidente del Centro Taurino Espada Pedro Romero, auténtico cenáculo a donde iban a reunirse personajes como los que aquí se han citado, más otros no menos notables como Pedro Pablo Rangel, Carlos M. López o Eduardo Hoffmann. Todos ellos discutieron la teoría y práctica de la tauromaquia, de ahí que dicho “Centro” fuese un referente del que luego se diseminaban aquellas ideas en las publicaciones donde colaboraban este grupo de “notables”.

   Con los años fue editor de otra famosa publicación: El Toreo Ilustrado. Dejó su impronta como una pluma reconocida en El Noticioso, donde se esperaban con curiosidad sus crónicas, mismas que fueron en su momento guía y luz de conocimiento.

   Trespicos fue invitado por Rafael Reyes Spíndola, director y propietario de El Imparcial, para colaborar en tan reconocida publicación, lo que aceptó de buena manera. Lamentablemente su paso duró un suspiro. Cometieron con él una auténtica descortesía al no publicar sus escritos, renunciando de inmediato ante tamaña majadería.

dsc06790

Infaltable en esta reseña el número 1 de El Toreo. Semanario Ilustrado, que vio la luz el 18 de noviembre de 1895. Col. Julio Téllez G.

   Enfermó del corazón, pero es probable que otros achaques minaran su salud, pues defendió como pocos la difícil labor de periodista, misma que tuvo a bien ejercer desde aquel lejano 1886, y hasta 1914, año en el que precisamente y a raíz de alguna actuación del célebre Vicente Segura, todavía tuvo arrestos para criticarlo severamente, pues Noriega –imposible evitarlo-, era gaonista.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EFEMÉRIDES TAURINAS DECIMONÓNICAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s