EL DÍA DE LAS MADRES DA MOTIVO PARA UN FESTEJO TAURINO EN 1935.

CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO EXHUMADAS HOGAÑO.

 POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

 Colección del autor.

   De acuerdo a los datos más conocidos, el “día de las madres” se remonta al año 1870, a iniciativa de la norteamericana Julia Ward Howe. 52 años después en México, el entonces periodista Rafael Aldúcin, director y fundador de Excelsior, lanzó el 13 de abril de 1922 una campaña para que se definiera aquella celebración. El resultado fue unánime, por lo que se decidió que la conmemoración ocurriera cada 10 de mayo. De entonces y, hasta nuestros días el hecho ha cobrado inusitadas dimensiones que tienen su parte lucrativa; abusiva, pero también estimativa.

Así que, para tener presente ese hecho, y como decía mi propia madre: “no me recuerdes solo el 10 de mayo. Hazlo todo el año”, mi felicitación por adelantado.

En esta oportunidad, y gracias al significado de tal celebración, quiero compartir un hecho ocurrido hace 83 años y del que puedo advertir por adelantado, que se trató de un fascinante episodio taurino.

Resulta que la empresa de la plaza de toros “Vista Alegre” organizó para el viernes 10 de mayo de 1935 una magnífica función la que, por el solo contenido que aparece en uno de los dos carteles anunciadores, mueve a conocer en qué consistió aquella jornada.

¡Oiga Usted…!

¿Qué pasa?

Su señora Esposa y sus pequeños hijos, deben asistir a la Plaza

“Vista Alegre”

El Viernes 10 de mayo de 1935 a las 4 p.m.

DÍA DE LAS MADRES

Por primera vez en esta Capital,

Dos Grandiosos Espectáculos de RISA LOCA

“UNA FERIA MEXICANA”

Y

GRAN CORRIDA DE TOROS

ESTILO ANTIGUO.

LAS AUTÉNTICAS SEÑORITAS TORERAS

“EL ELEFANTE LOCO”

CANTA MÚSICA DE AGUSTÍN LARA.

NÚMEROS DE CIRCO y

GRACIOSOS PAYASOS.

LIDIA A MUERTE DE

4 BRAVOS NOVILLOS TOROS 4

100 PERSONAS EN EL RUEDO

ORDEN DEL PROGRAMA:

A la hora antes anunciada, previo permiso de la Autoridad,

se desarrollarán los siguientes números

1° “UNA FERIA MEXICANA”.

La escena se desarrolla en el famoso pueblo de San Juan de los Lagos, estado de Jalisco.

PERSONAJES: “Carmeta”, -El Afeminado- “Juan Panadero”, “Los Gendarmes 41 y 42”, “El Merolico”, “El Ciego que mira”, “El Gran Payaso “Tin-Tán” y su “Elefante Loco”, “Los Reyes del Aire”, “Los Icarios”, “Los Niños Contorcionistas”, “Yoyito”, el payaso de dos años de edad, “El Mariachi de Cocula”, “Los Cilindreros”, “La Banda del otro Día” y 200 personas más.

Al final de la feria: “Juan Panadero” en unión de “Carmeta”, matarán un bravo novillo-toro.

2° Lidia a muerte de

1 Bravo Novillo Toro 1

Por la notable Señorita Torera María Cobián “LA SERRANITA” acompañada de sus dos Banderilleras.

3° GRAN CORRIDA DE TOROS

Estilo Antiguo. Como se toreaba hace 50 años [es decir, hacia la octava década del siglo XIX].

Presentación de los Brutales Matadores de Alternativa “EL CARCACHAS” y “EL PAMBACERO”, ambos de 90 años de edad, discípulos de PONCIANO DÍAZ, acompañados de la siguiente Cuadrilla:

PICADOR: “EL POCOS TUMBOS”, que montará su caballo marihuana “EL DIABLO”.

BANDERILLEROS: “El Muégano”, “El Pocas-Pulgas”, “El Hilachas” y “El Miserias”. ¡Todos viejos, pero Valientes!

Saltos de “Martincho”, a la Garrocha y al Trascuerno. Banderillas: en Silla.

Lidia a Muerte de

2 Bravos Novillos Toros 2

Otros personajes más en esta corrida: “Juanita la Enfermera” y el “Dr. Rumba”, “El Aficionado Ladrillazos” y “Don Tancredo”.

¡Fin de Fiesta! Palo Ensebado Taurino con valiosos Premios.

TORO EMBOLADO

PRECIOS DE ENTRADA:

SOMBRA $1.00        SOL 50 CTS.

NIÑOS EN AMBOS TENDIDOS MEDIA PAGA.

Sin excepción, todos los números de este Programa, serán cumplidos.

A la entrada de la Plaza SE OBSEQUIARÁN DULCES A LOS NIÑOS.

Colección del autor.

   Hasta aquí con el largo discurso que contiene este curioso documento.

Algo semejante, en cuanto a su organización, ocurrió con la primera novillada goyesca, celebrada en México el 31 de julio de 1927 en la plaza de toros de la colonia Condesa, en la que intervinieron Fermín Espinosa “Armillita”, José Carralafuente, Alberto Balderas y José Muñoz que se las entendieron con ejemplares de San Mateo.

También hubo una corrida “Goyesca”, esto el 2 de febrero de 1930, en el mismo recinto. Allí se presentaron Antonio Luis Lopes (rejoneador de origen portugués), junto con Antonio Márquez, José Ortiz y Joaquín Rodríguez “Cagancho” quienes se enfrentaron a 8 toros de La Punta.

Un festejo más bajo estas circunstancias, lo disfrutó la afición capitalina en la misma plaza el domingo 4 de junio de 1933, dándolo a conocer la empresa –entonces bajo el mandato de Antonio Casillas-, con el nombre de la “Gran Corrida Colonial”, misma que consistió en una “Evocación fidelísima de los usos y costumbres taurinas en el final del siglo XVII. Gran desfile en el Ruedo del Virrey, la Virreina y su séquito. El Pregonero, las antiguas suertes del Toreo. El Salto de la Garrocha, El Salto del Trascuerno. El Salto del Martincho”.

Esa tarde, Antonio Dávila “Morucho” y Guillermo López se las entendieron con dos novillos de Atenco. En el festejo formal, actuaron Manuel Molina, Arturo Álvarez “El Vizcaíno” y Ricardo Torres con 6 novillos de Zotoluca.

No dudo que más adelante, hubiese otros festejos con ese propósito evocador, lo que representaba la posibilidad de conocer, como fue el caso, allá por agosto de 1955, el espectáculo que Edmundo Zepeda “El Brujo”, presentó bajo el nombre de “Los cuatro siglos del toreo en Méjico”.

Retornando al que es motivo en esta ocasión, y para terminar, nos permite conocer una sana intención en la que todos aquellos participantes se unieron para recordar el DÍA DE LAS MADRES, quizá uno de los pocos festejos que, con ese propósito se han realizado en nuestro país. También se percibe, gracias al contenido mismo, una deliberada intención de mezclar lo viejo con lo nuevo; los toros con el circo, el toreo formal con el que lo gracioso se hacía presente. Incluso, también se aprecia cierta forma en que se desliza el escarnio. Entre lo más notorio sobresalen algunos mensajes subliminales donde, por motivo de ciertos escándalos entre homosexuales estos fueron perseguidos desmedidamente en aquella época por la autoridad, lo cual se tomó como pretexto no solo por ese hecho. Incluso, rememoraba el caso de aquel baile que ocurrió la noche del 20 de noviembre de 1901, en el cual se reunieron 42 participantes en una casa particular de la calle de la Paz, todos del sexo masculino. Una parte vestía prendas masculinas, en tanto que la otra lo hizo ataviándose con pelucas, aretes, vestidos y provocadoras caderas postizas. Al ser remitidos a prisión, no llegaron los 42, sino 41 (se sospecha que el único no detenido era Ignacio de la Torre y Mier, el “yerno incómodo” del Gral. Porfirio Díaz). Como consecuencia de aquellos hechos, el número “41” tiene desde entonces una fuerte connotación que lo relaciona con los homosexuales, lo cual, por otro lado, parece un asunto que se va superando y entendiendo de mejor manera por parte de la sociedad en nuestros días.

Cosas veredes.

Exterior de la plaza de toros «Vista Alegre». En Revista de Revistas. El semanario nacional, año XXVII, Nº 1439, 19 de diciembre de 1937.

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES TAURINAS DE ANTAÑO, EXHUMADAS HOGAÑO.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s