HOY HABLEMOS DE CINE… y TOROS.

POR: JOSÉ FRANCISCO COELLO UGALDE.

La colección de discos DVD editada por la U.N.A.M. entre 2002 y 2007.

   Los lectores de “AlToroMéxico.com” pudieron enterarse hace unos días sobre la función de cine que hoy tendrá lugar en el auditorio Silverio Pérez de la Asociación de Matadores de Toros, Novillos, Rejoneadores y Similares (Atlanta N° 133, Col. Ciudad de los Deportes, a un costado de la plaza de toros “México”). Estamos muy agradecidos con el apoyo del matador Francisco “Paco” Dóddoli por todas las facilidades que nos da, tanto a la fundación Juan de Dios Barbabosa Kubli y un grupo de entusiastas aficionados del rumbo de Mixcoac, encabezados por el Ing. Porfirio Pereyra, pues de ese modo, tendremos oportunidad de acercarnos a esta fascinante expresión de la que adelanto algunos datos interesantes.

Desde 1888 hubo intentos que iban dejando evidencia de que muy pronto, con el apoyo de vitascopios o kinetoscopios, el cinematógrafo sería una de aquellas primeras culminaciones del que en nuestros días sigue considerándose como el “Séptimo arte”.

De ese modo, y entre muchos, destacaron Louis Lumiere y Thomas Alva Edison quienes muy pronto enviaron por diversas partes del mundo a sus representantes para difundir aquel descubrimiento. En ese sentido, México no fue la excepción, por lo que la noche del 6 de agosto de 1896, y en una de las salas del Castillo de Chapultepec, Ferdinand Von Bernard y Gabriel Veyre mostraron al entonces Gral. Porfirio Díaz un conjunto de imágenes que asombró al citado personaje, sus familiares y otros integrantes de su gabinete. Ocho días más tarde, el 14 comenzaron a darse funciones dirigidas al público en general en los bajos de la droguería Plateros.

Y el cine tuvo ojos para contemplar, entre otros aspectos de la vida cotidiana a la propia tauromaquia, por lo que la primera película filmada –aunque no exhibida en México-, ocurrió el 23 de febrero de 1896 en Ciudad Juárez, alternando Froilán Pérez “El Chatillo” y Antonio Salas “Salitas”.

El 2 de agosto de 1897, se filmó en Puebla por los señores Currich y Maulinié “Corrida entera de toros por la cuadrilla de Ponciano Díaz”, que lamentablemente ya no existe.

En 1897, entre octubre y noviembre, James Waite y Frederick Blechynden filmaron los considerados rollos 1, 2 y 3 de “Bull fight” integrados a la “Colección de papel Tomás Alva Edison” actualmente ubicados en la Biblioteca del Congreso, en Washington, E.U.A. Son escenas recogidas tanto en el corral de la hacienda de La Soledad, Sabinas, estado de Coahuila como en la plaza de toros de Durango. En ese material, puede apreciarse a Juan Jiménez “El Ecijano” junto a su cuadrilla, haciendo lo que humanamente era posible ante un ganado poco propicio. Era casi la plena demostración del toreo de a pie, a la usanza española en versión moderna, porque aún se aprecian algunos toques del toreo a la mexicana. Los afortunados en apreciar dichas imágenes, fueron habitantes de Mazatlán, precisamente en una función organizada la noche del domingo 19 de diciembre del mismo año.

En ese sentido, tan notable maravilla de la invención siguió su curso, por lo que muy pronto ya no solo serían meros documentales, sino películas de ficción (recordemos que las películas pueden clasificarse como documentales cuando fueron filmadas in situ, o de ficción, cuando se trata de escenas reconstruidas en otros lugares). Así que, desde el primer registro hasta el último del que tenemos noticia, me refiero al documental “Soy novillera” que recién acaba de exhibirse, y cuya producción corrió a cargo de Luc Bobyn, para desvelar la vida de Marlene Cabrera, se acumulan 520 diversos materiales filmados o exhibidos en nuestro país, de acuerdo al registro que por mi cuenta realizo en “Los códices de la imagen: Rescate total. México (1895-2019). Revisión histórica entre “vistas”, realidades” y “ficciones”.

Cabe apuntar que ese número se va a más del doble, si consideramos que la Dirección de Estudios Cinematográficos –la “Filmoteca” de la U.N.A.M.-, cuenta en nuestros días con el ingreso de nuevos fondos que ya se sometieron a procesos como estabilización, clasificación, calificación para luego pasar al de la conservación. Grata noticia esta y que conviene difundir, en la medida en que fondos como “Julio Téllez García, Marco Antonio Ramírez, Jesús Solórzano (y probablemente la incorporación de otros dos con los cuales se hacen las debidas gestiones), ello permita nutrir aún más el patrimonio documental cinematográfico, suficiente razón para justificar cuán importante es este conjunto de registros para la historia en nuestro país.

Gracias a esta noble institución y su personal se deben diversos rescates, intervenciones de control y hasta la difusión, como es el caso de cuatro discos DVD, presentados entre 2002 y 2007 que se deben, en su parte de producción y edición a quien esto escribe. Debo agregar que los interesados, todavía pueden conseguir estos materiales, a muy buen precio por cierto, en la tienda que se encuentra en las instalaciones de la propia “Filmoteca de la U.N.A.M.”, la cual se encuentra sobre el Circuito Mario de la Cueva, al interior del territorio de la Universidad Nacional.

El cine es un segmento que recrea la tauromaquia, lo mismo en su brillo original que en su más descarnada realidad. Por fortuna, el significado de este espectáculo es evidente en muchas imágenes, no todas de excelente calidad, aunque muchas de ellas dan idea de su misterioso contenido, donde podemos apreciar, entre otros, la presencia de algunos diestros de finales del XIX (“El Ecijano”, “Cuatro-dedos”, Ángel Moyano o Antonio Fuentes), y otro conjunto donde aparecen Rodolfo Gaona, Juan Silveti, e incluso Manuel Jiménez “Chicuelo”.

Luego, tenemos un recuento sobre buen número de diestros pertenecientes a la época de oro y plata del toreo mexicano (esto entre los años 30 y 60 del siglo pasado). Todo ello, contemplado y recogido en el soporte de nitrocelulosa, que luego, allá por los años 80 del siglo pasado mutó en el cromo y apenas de unos años para acá, de la expresión digital.

El cine taurino, a lo largo de 124 años ha contado con la participación de camarógrafos, cineastas, exhibidores e incluso investigadores. Allí están los hermanos Alva, Salvador Toscano, Rosas Priego, Sergei Einsestein, Paco Hidalgo, Daniel Vela, Samuel Pesado, José Hoyo Monte, Miguel Barbachano Ponce. Entre cineastas, camarógrafos e investigadores no puedo dejar de mencionar a Tomás Pérez Turrent, Julio Pliego, Heriberto Lanfranchi, o el Dr. en Sociología Juan Felipe Leal, quien ha hecho de sus Anales del cine en México (1895-1911) una serie de largo aliento, con más de 30 títulos. También reconozco la labor del Maestro en Arte Carlos Flores Villela quien ya tiene un lugar muy reconocido en estos menesteres.

De Julio Téllez y Heriberto Lanfranchi debemos reconocer la difusión e investigación que dedicaron a este género. Gracias a ellos, es que sabemos con mayor claridad sobre el panorama cinematográfico-taurino en México, del cual elaboraron un registro muy completo (el cual, debido a la reciente desaparición de Heriberto Lanfranchi, quedó en suspenso). De ahí que cuando se difunda, sea una obra que no pueda faltar en las mejores bibliotecas. Con el trabajo de todos ellos conocemos un mejor panorama que aún tiene mucho por ofrecernos, lo que habemos en realidad somos pocos investigadores dedicados a ello. Queda mucha por hacer, por investigar, por rescatar, por difundir y esa es, entre muchas tareas, un gran pendiente como para entender al toreo mexicano en una dimensión como esta, llena de elementos que, en su conjunto, cubren todo el siglo XX, suficiente razón para explorar valores que le vendrán muy bien a un espectáculo tan fascinante como los toros.

Pues bien, no puedo despedirme, sin dejar de invitarlos a esta función, misma que incluye la siguiente ORDEN DE LA FUNCIÓN

Presentación, por parte de José Francisco Coello Ugalde, Maestro en Historia.

1.-Proceso constructivo de la “Ciudad de los Deportes” (1945-1946).

2.-Inauguración de la plaza de toros “México” (5 de febrero de 1946).

3.-Jesús Solórzano, Gregorio García y la confirmación de alternativa de Alejandro Montani. 16 de noviembre de 1947.

Del disco DVD “Recuerdos del toreo en México (1947-1964)”:

4.-Introducción.

5.-José Rodríguez “Joselillo”

6.-Miguel Báez “Litri”

7.-Jorge Aguilar “El Ranchero”

8.-César Girón.

9.-Silverio Pérez.

10.-Diego Puerta.

11.-Jaime Rangel.

12.-Juan Silveti.

Del disco DVD “Los toros vistos por el noticiero Cine Mundial (1955-1973):

13.-Despedida de Fermín Rivera

14.-Pablo Célis y su cuadrilla cómica

15.-Oreja de oro, con imágenes complementarias de la actuación de Jorge “El Ranchero” Aguilar. 23 de marzo de 1961.

Si la función lo amerita, ¡habrá toro de regalo!

Comentarios y opiniones de los asistentes al finalizar la exhibición.

¡ALLÁ LOS ESPERAMOS!

Deja un comentario

Archivado bajo RECOMENDACIONES Y LITERATURA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s